RECETA - Cordero estofado al pimentón

Hogar y Ocio



Posted: 15 May 2017 11:17 AM PDT
Cuando publiqué en este blog la primera receta de cordero estofado, os comentaba que no es una carne que me entusiasme para comer a diario dada la cantidad de grasa que tiene. Siempre asocio el cordero con los días de fiesta o aquellos en los que la familia se reúne, y aunque esta carne no sea habitual en mi dieta sí que me gusta y la agradezco en ocasiones especiales. 

También os decía que tengo varias recetas de cordero bien guardadas, esperando ser repetidas cuando la ocasión lo requiera, y que poco a poco, iré compartiéndolas con vosotros. Hoy le toca el turno a este cordero estofado al pimentón. Sinceramente os digo que queda muy rico, tierno y con un color precioso. El día que lo hice preparé más de tres kilos de cordero, así que he reducido las cantidades por si sois pocos a la hora de comer, si necesitáis más, solo hay que aumentar proporcionalmente la cantidad de cada ingrediente. Un último apunte: he puesto las hierbas aromáticas secas, pero si las conseguís frescas no dudéis en utilizarlas. Yo no tengo huerto y a veces me resulta difícil encontrarlas frescas en el mercado. Ahora sí, ¡vamos con la receta!






















































INGREDIENTES
1 kg de cordero  lechal troceado
1 cebolla
1/2 cabeza de ajos
3 zanahorias
1 vaso de vino blanco
1 cucharadita de perejil seco
1 cucharadita de romero seco
1 cucharadita de tomillo seco
2 cucharaditas de pimentón dulce
caldo de carne o agua (el necesario)
harina (la necesaria)
aceite de oliva
pimienta 
sal




ELABORACIÓN:

1. Salpimenta los trozos de cordero y enharínalos. 

2. Pon una sartén al fuego con aceite y dora todo el cordero. Reserva. 

3. Cuela el aceite de la sartén y pásalo a una cacerola. Ponla al fuego y en este aceite pocha la cebolla picada, el ajo picado y la zanahoria en dados. 

4. Incorpora el vino, el perejil, el tomillo y el romero. Da unas vueltas para que el alcohol se evapore y agrega el pimentón. 

5. Mezlca bien para que todo se integre. Recupera los trozos de cordero e introdúcelos en la cacerola. Añade caldo o agua hasta cubrir la carne, pero no te pases.

6. Baja el fuego y cocina hasta que la salsa haya reducido, al menos, a la mitad. Vigila que el estofado no quede seco ni se pegue en ningún momento, y durante la cocción corrige de sal si es necesario. Apaga el fuego, deja reposar unos minutos y sirve caliente. 

¡Buen provecho!