MAPA DE VISITAS

Franck Pourcel - Noruega, paisajes y fiordos


SENTIRSE CULPABLE


Las mascotas no son juguetes


Las mascotas no son juguetes
Estamos en plena Navidad y con ella llegan los regalos. Aunque afortunadamente cada vez existe mayor conciencia social sobre el respeto a la dignidad de las mascotas, sigue siendo una tendencia regalar perros y gatos con la llegada de Papá Noel o los Reyes Magos. Pero los animales de compañía no son juguetes o peluches, son seres vivos que nos acompañarán durante muchos años y que precisarán cuidados y atención todos los días, durante toda su vida.
Una decisión que no se debe tomar a la ligeraNumerosas asociaciones, medios de comunicación, organismos públicos y entidades que velan por los derechos de los animales realizan un valioso trabajo de información, al que desde Arion nos sumamos, sobre la responsabilidad que conlleva incorporar un animal de compañía al núcleo familiar.
La llegada a casa de un cachorrito o un gatito es un motivo de gran alegría e ilusión, pero conviene realizar una reflexión suficientemente meditada para estar seguros de que vamos a comprometernos con su bienestar durante toda su vida antes de hacernos cargo de él.
Las mascotas crecen, dejan de ser los adorables cachorritos de los que nos prendamos en un primer momento para convertirse en adultos que tras un tiempo pasarán por un lógico proceso de vejez, ya que generalmente nos acompañarán durante muchos años. Es una decisión tan importante que no se debería tomar de una forma impulsiva.
Las mascotas no son juguetes
Recursos económicos y dedicaciónMuchos mascotas se regalan en Navidad para satisfacer los deseos de los más pequeños de la casa, pero los niños no son conscientes de las obligaciones que conlleva tener un animal de compañía.
La tenencia responsable de un perro o un gato implica numerosos gastos para procurarles una alimentación de calidad, cuidados higiénicos y atención veterinaria (tanto rutinaria como enfermedades imprevistas), entre otros dispendios que deberá afrontar su propietario.
Por otra parte, y no menos importante, las mascotas requieren tiempo, paciencia y afecto para que atendamos debidamente sus necesidades: los perros han de salir a pasear tanto si hace buen tiempo como si no, no importa si estamos demasiado cansados para sacarles y precisan una dedicación más intensa mientras son cachorros para educarles correctamente.
Las costumbres de la familia también pueden verse modificadas con la llegada de la mascota al hogar: habrá que planear los viajes y las vacaciones de tal manera que pueda acompañarnos o tener previsto alguien que pueda cuidarla mientras estamos fuera.
Ejercer la tenencia responsable y preguntarnos a nosotros mismos si vamos a ser capaces de asumir el compromiso vital que supone tener una mascota -que puede llegar a vivir quince años o más con nosotros-, es el primer paso para evitar la terrible lacra del abandono animal.
Si os encontráis preparados para acoger un nuevo miembro en la familia, os damos nuestra enhorabuena ¡Os esperan maravillosos momentos para disfrutar juntos!

¿A qué edad nos sentimos más insatisfechos con la vida?



Un nivel elevado de satisfacción con la vida se ha relacionado con un riesgo menor de desarrollar enfermedades y sufrir trastornos mentales, así como con un mayor índice de felicidad. Obviamente, se trata de un concepto muy subjetivo ya que la “satisfacción” depende en gran medida de las necesidades y las expectativas de cada cual. De hecho, no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita.

¿Qué es la satisfacción con la vida?


La satisfacción con la vida no es más que la congruencia entre el presente y una situación ideal. En práctica, nos sentimos satisfechos cuando nuestra realidad se acerca lo más posible a nuestro ideal.

Sin embargo, sentirse satisfechos con la vida no implica, necesariamente, tener todo lo que deseamos, sino ser conscientes de que estamos en buen punto y sentirnos agradecidos y contentos con lo que tenemos y lo que somos.

De hecho, numerosos estudios psicológicos han concluido que tener más dinero, ser más inteligente o ser atractivo solo explica el 10% del bienestar y la satisfacción que experimentan las personas. Esto se debe a que la felicidad y la satisfacción no dependen de las posesiones y los logros sino de cómo los asumimos en nuestro proyecto de vida.

¿En qué etapa de sus vidas las personas se sienten más insatisfechas?


Una investigación realizada por científicos del University College de Londres que involucró a personas de 160 países reveló cuál es el momento de nuestra vida en el que nos sentimos menos satisfechos. En los países occidentales ese momento ocurre entre los 45 y los 54 años. 

Los investigadores piensan que esto se debe a que durante esta etapa experimentamos un elevado nivel de estrés y nos asaltan las preocupaciones, tanto en el ámbito laboral como familiar. De hecho, estos son los años en los que se supone que debemos ganar más, incluso a expensas de la salud, ya que somos conscientes de que muy pronto nuestro nivel de productividad disminuirá, lo cual representa una presión añadida.

A esto se le suma que estar prácticamente a mitad de la vida nos hace mirar hacia atrás para sacar cuentas de lo que hemos logrado y lo que nos falta por hacer. Durante esta etapa muchos suelen hacer un balance de su vida y si los resultados que obtienen no les satisfacen, se deprimen.

La buena noticia es que más adelante, a medida que nos acercamos a la jubilación, el nivel de satisfacción con la vida aumenta, lo cual parece deberse a que cambiamos nuestra perspectiva y reorientamos nuestros objetivos y expectativas. De esta forma, logramos vivir de manera más relajada, menos estresados por el futuro.

No obstante, se debe aclarar que este patrón no se apreció en todas las culturas. De hecho, en los países de Europa del Este y de Latinoamérica la satisfacción con la vida va disminuyendo conforme pasan los años. Por otra parte, en los países africanos la satisfacción con la vida parece mantenerse bastante estable a lo largo del tiempo, sin experimentar grandes cambios.

Sin embargo, lo interesante de este estudio fue que los investigadores fueron un paso más allá y se preguntaron de qué dependía la satisfacción con la vida. Así descubrieron que la clave para vivir más años y sentirse más satisfechos era simplemente encontrar un sentido de la vida, tener un motivo lo suficientemente poderoso y movilizador como para seguir viviendo.

Fuente:
Steptoe, A. et. Al. (2014) Subjective wellbeing, health, and ageing. The Lancet; 385(9968): 640-648.

De las olas aprendí a irme y regresar con más fuerza.

De las olas aprendí a irme y regresar con más fuerza


Aprender a retirarse a tiempo cuando estamos ante una situación compleja, reflexionar, pensar en lo sucedido, comprender cómo nos sentimos y 

regresar para volver a intentarlo una vez que hayamos recuperado fuerzas, es un acto de valentía.

Elegir el momento adecuado para retirarse de una relación, de una discusión con otra persona o de un trabajo que no nos satisface requiere fuerza de voluntad y superar el miedo a las consecuencias. En ocasiones vivimos situaciones que nos desgastan y no somos capaces de salir para retomar fuerzas.

La búsqueda de la felicidad

Hay circunstancias en las que es preciso pensar en nuestra felicidad personal y caminar hacia nuestra paz interior para retomar fuerzas. Son situaciones en las que es esencial tender hacia una coherencia entre los que pensamos, sentimos, decimos y hacemos.

La felicidad es un término que parece utópico y lo solemos referir al pasado “en verano del año 2000 fui feliz”.  Los investigadores sobre psicología positiva consensuaron una definición del concepto de felicidad en base a tres competentes:
  • Experiencias de afecto positivo frecuentes (alegría, placer, amor, cariño).
  • Experiencias de afecto negativo infrecuentes (tristeza, estrés, ansiedad, miedo, dolor).
  • Altos niveles de satisfacción vital.
mujer bajo flores blancas disfrutando de ser feliz
Es decir, una persona feliz es aquella que vive muchas experiencias de afecto positivas, pocas negativas y que se siente satisfecha con su vida. No obstante, no podemos olvidar que no existe una felicidad objetiva sino un estado subjetivo de felicidad en cada uno de nosotros.
La búsqueda de ese estado subjetivo de felicidad es el que nos impulsa a irnos cuando notamos que una situación es incómoda o simplemente no nos hace felices, y a regresar una vez que hayamos recuperado nuestra energía vital.

La inteligencia emocional y su valor para regresar con más fuerza

La felicidad del ser humano se relaciona directamente con determinadas emociones y estados de ánimo. Ahí es donde entra el juego la inteligencia emocional como la capacidad de comprender nuestras emociones y las de los demás.
En cuanto a las emociones, hay especialistas que piensan que podemos controlarlas totalmente y otros que opinan que no podemos hacer nada para tenerlas bajo control. Sin embargo, también hay investigaciones que concluyen que la forma en la que interpretas tus emociones puede cambiar la forma en la que las vives.
regresar
Por ejemplo, si te da miedo hablar en público pensarás que esos nervios son negativos, pero si los interpretas como una voluntad de hacerlo bien es más probable que tengas éxito. Se trata simplemente de comprender cómo nos sentimos y manejar esas emociones a nuestro favor.

No es una huida es una reflexión para poder volver

En muchas ocasiones, la soledad nos permite un tiempo de conocimiento sobre nosotros mismos, de reflexión sobre nuestra vida. La soledad nos da espacio y lugar para poder identificar nuestras fortalezas y debilidades y trabajar en lo que debemos mejorar.
Por ese motivo, no podemos ver la soledad como algo negativo, sino como una colaboradora del proceso de autoconocimiento necesario en diferentes momentos de nuestra existencia. A veces necesitamos recuperar fuerzas y energía, regresar a nuestro origen, y la paz de la soledad nos ayudará.

Cómo gestionar tus emociones para recuperar energía

El uso de la inteligencia emocional pasa por identificar nuestras emociones y estados de ánimo: reconocer cuándo estamos enfadados, nerviosos o tristes, para poder actuar sobre el origen de la emoción y en el último caso sobre la emoción misma. A continuación te damos algunas herramientas para gestionar emociones negativas.

Piensa en tus virtudes y no en tus debilidades

Si te paras un momento a pensar en todo lo que te dices cuando te ocurre algo negativo, te darás cuenta de que eres tú misma la que alimenta a esa emoción y hace que, poco a poco, se vaya haciendo más grande. Así, si al principio era fácil de manejar, cuando lo ha contaminado todo puede llegar a representar un gran reto.
Mujer pensando
Si cometes un error en el trabajo no es necesario que te tortures, sino que aprendas. Que no dejes crecer el desánimo, recordando todas las veces en que has hecho cosas bien. De esa forma relativizarás lo sucedido, gestionarás las emociones negativas y podrás regresar a tu paz interior.

Desvía tu atención hacia otra cosa

Al igual que sucede con los niños pequeños cuando lloran y tratamos de distraerles con un juguete, si nos comienza a invadir una emoción negativa, podemos concentrarnos en otra tarea para desviar nuestra atención y regresar a nuestra tranquilidad interior. El control de la atención juega un papel muy relevante para frenar ciclos emocionales negativos que se retroalimenten.
De esta forma te alejas de la emoción negativa y te concentras en otro objetivo hasta que transcurre un tiempo y esa emoción va desapareciendo poco a poco. Es una estrategia que se puede utilizar en algunas ocasiones, porque lo aconsejable es gestionar esa emoción y conocer su origen y causa.

Apuesta por la meditación

Diferentes estudios científicos han demostrado que la meditación ayuda a prevenir los pensamientos y las emociones negativas. Meditar puede ayudarnos a gestionar miedos y a reducir la ansiedad, puesto que se trabaja con la respiración y la concentración.
Busca un lugar tranquilo, respira de forma pausada, siente como entra y sale suavemente el aire de tus pulmones, mientras tu mente y los músculos tu cuerpo comienzan a relajarse cada vez más. Practica la meditación cada día y lograrás buenos resultados poco a poco.

RECETA - Lubina en salsa de almejas




La receta de hoy es tan sencilla y tan fácil que apenas tiene complicación...pero es que está 
tan rica que no podía dejar de enseñarla.

Es una receta ideal para cenas en celebraciones, con los amigos, con la familia...siempre 
quedará bien.

























Se hace en poco tiempo, la salsa la podemos dejar hecha y luego calentarla y como la lubina 
va a la plancha se hace en un momento...
Ingredientes:
     -   4 filetes de lubina de ración
     -   500g de almejas
     -   1 cebolla pequeña
     -   3 dientes de ajo
     -   1 vasito de vino blanco
     -   1 vasito de agua
     -   1 cucharada de harina
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   1 cayena o guindilla (opcional)
     -   perejil fresco
     -   aceite de oliva virgen

Empezamos haciendo la salsa de almejas.

Picamos la cebolla y el ajo muy picaditos y los sofreímos en una sartén con un poquito 
de aceite. Una vez pochados, añadimos la cucharada de harina y la rehogamos un poco.

Añadimos el vino blanco , dejamos que hierva 1 minuto para que se evapore el alcohol y 
añadimos el agua, el perejil fresco picado y la cayena, lo dejamos cocer todo durante 4-5 
minutos.


Le añadimos las almejas y dejamos cocinar 1-2 minutos más.
Le ponemos sal y pimienta a los filetes de lubina y los hacemos a la plancha más o menos 
3 minutos por el lado de la piel y un minuto por el lomo.



Los ponemos en un plato y los servimos con la salsa por encima


¡Riquísima!

Misteriosa roca con forma de «OVNI» encontrada en China desconcierta a expertos


Posted: 29 Dec 2016 05:48 PM PST
Descubren en China una roca de seis toneladas que podría haber sido tallada por una antigua civilización.
Misteriosa roca con forma de «OVNI» encontrada en China desconcierta a expertos
Una extraña roca con «forma de OVNI» ha sido encontrada en China, y existe la posibilidad de que esta haya sido tallada por una civilización antigua.
Los expertos han quedado desconcertados por la maravilla de seis toneladas que cuenta con dos capas de intrincados pilares.
Fue encontrada por un residente llamado Xia Changjun, que notó su forma imponente en una ladera montañosa en la provincia central de Hubei, provincia de la República Popular China.

Los residentes locales se encuentran desconcertados en cuanto a si la estructura única surgió de forma natural o fue diseñada por seres humanos o por algún otro tipo de civilización.
De acuerdo con People’s Daily, Xia vio la roca de 5 metros de altura sobresaliendo de una colina cerca del condado de Baokang el pasado mes de abril.
Al mostrarla a los medios por primera vez, dijo que dejó su coche y comenzó a cavar para encontrar el fondo de la roca.
Después de ponerse en contacto con el terrateniente, Xia adquirió la roca y luego pasó una semana excavando antes de llevarla a casa, utilizando una pequeña grúa.
Su estructura de tres niveles está formada por una capa de varias piedras puntiagudas en la base, seguida por una parte plana.
Diversas columnas curvadas sostienen una capa superior con unas formas más puntiagudas que sobresalen hacia arriba.
Wang Qingxiang, un experto e historiador local la identificó como una piedra de basalto, y dijo al periódico que estaba desconcertado por su forma.
Sugirió que la roca podría haber sido utilizada en rituales antiguos o incluso como algún tipo de dispositivo de señalización durante las batallas.
Desde la difusión de su sorprendente descubrimiento, Xia ha sido abordado por diversos compradores interesados; uno de ellos llegó a ofrecerle casi 12.000 libras esterlinas.
«No la he vendido. Esto es demasiado precioso para mí», dijo Xia.

Más imágenes


Propiedades del Omega 3


El Omega 3 es una sustancia lipídica que pertenece al grupo de los ácidos grasos (AG) poliinsaturados de cadena larga. Estas son moléculas formadas por un grupo carboxilo y una cadena de carbonos de longitud variable.
Los tipos más importantes de Omega 3 son el ácido eicosapentaenoico (AEP) y el ácido docosahexanoico (ADH). Por su parte, el ácido alfa-linolénico (AAL) es un tipo de Omega 3 presente en los vegetales.
El producto natural Omega 3 de Codeco Nutrilife, ofrece la dosis justa de Omega 3, efectiva para beneficiar al organismo, regular los niveles de colesterol y proteger la salud del corazón.

¿Dónde se Encuentra el Omega 3?

El Omega 3 se encuentra en los peces de agua fría o profunda y en los mariscos, por ejemplo:
  • Atún
  • Caballa
  • Sardinas
  • Salmón
  • Trucha
  • Mejillones
  • Ostras
  • Berberechos
También se encuentra en alimentos vegetales como:
  • verdolaga (toda la planta)
  • Lechuga (hojas)
  • Soja (semillas)
  • Espinaca (planta)
  • Fresas (fruto)
  • Pepino (fruto)
  • Coles de Bruselas (hojas)
  • Coles (hojas)
  • Piña (fruto)
  • Almendras
  • Nueces
Existen suplementos naturales que contienen Omega 3 extraído del aceite de pescado. Tal es el caso de Omega 3 de Codeco Nutrilife, que también contiene vitamina E para evitar que se oxiden los ácidos grasos (AEP) y (ADH).
Beneficios del Omega 3
Algunos de los beneficios del Omega 3 son:
  • Disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol
  • Previene la formación de coágulos en las arterias al impedir la agregación plaquetaria
  • Disminuye la presión arterial en personas con hipertensión leve
  • Fluidifica la sangre y protege al cuerpo de ataques cardíacos, apoplejías, derrames cerebrales, anginas de pecho, enfermedad de Raynaud, etc.
  • Incrementa las transmisiones eléctricas del corazón por lo que regulariza el ritmo cardíaco y previene enfermedades cardiovasculares
  • Protege contra el cáncer, especialmente el cáncer de colon, de próstata y de mamas
  • Posee función antiinflamatoria y alivia el dolor de enfermedades como la artritis
reumatoide y la enfermedad de Crohn
  • Promueve la formación de membranas celulares
  • Promueve la producción de hormonas
  • Promueve el correcto funcionamiento del sistema inmunológico
  • Promueve la correcta formación de la retina
  • Mejora el funcionamiento de las neuronas y las transmisiones químicas
Precauciones
El Omega 3 es probablemente seguro para la mayoría de las personas, incluyendo las mujeres embarazadas y en período de lactancia. Se recomienda consumir dosis bajas (3 gramos o menos al día).
Efectos secundarios que pueden presentarse:
  • Eructos
  • Acidez estomacal
  • Náuseas
  • Cambios en la percepción de los sabores
  • Dolor de espalda
  • Sarpullido
No tome Omega-3 antes de consultar a su médico si:
  • Es alérgico a los ésteres etílicos del ácido omega 3 o al pescado, incluyendo mariscos o cualquier medicamento
  • Está tomando anticoagulantes como warfarina, aspirina o productos que la contengan, por ejemplo, tratamientos contra la hipertensión, diuréticos, anticonceptivos con estrógeno, etc.
  • Consume más de dos copas de alcohol al día o si tiene diabetes, enfermedades del hígado, de la tiroides o del páncreas

OBSTACULOS


La vida es así de dura, pero lo que quiere de nosotros es CORAJE

La vida es así de dura, pero lo que quiere de nosotros es CORAJE

Fuerte no es quien tiene músculos. La auténtica fortaleza reside en esa alma que afronta la adversidad sin huir, que logra dejar ir  lo que duele, lo que ya no es para uno/a. La vida es dura, por eso exige de nosotros el coraje de las criaturas sabias que logran conquistar el territorio del miedo.
Tal y como podemos intuir, el miedo y el coraje forman un binomio muy particular. Todo acto de valentía supone, inevitablemente, desafiar las fronteras del temor. Ahora bien, esa angustia paralizante regida en esencia por la amígdala, nuestra centinela primitiva escondida en las intimidades del cerebro, puede desencadenar en nosotros estrategias maravillosas. La resiliencia o la superación personal se nutren de su propia némesis: el miedo.
El doctor Stanley Jack Rachman, profesor e investigador de la Universidad British Columbia de Canadá, es uno de los máximos expertos en trastornos de ansiedad. En su libro “Fear and Courage” (miedo y coraje) nos explica que el coraje, en realidad, es una cualidad de la mente. Todos disponemos de él, sería algo innato.

Sin embargo, no siempre logramos activar ese mecanismo interno que se ahonda en lo más íntimo de nuestro ser. Ahí donde una voz interna nos susurra de forma continua: “hazlo, tienes que seguir adelante”.
Te explicamos cómo hacerlo.
león con mariposa representando la conciencia

El miedo, un compañero fiel

Muchos de nosotros pasamos parte de nuestra vida arropados por la nebulosa de una falsa ilusión. Nadie nos prepara para la adversidad, de hecho, hasta llegamos a creer que no existe. Que los peligros, las amenazas y la adversidad solo acontecen en la televisión. En esas guerras que no son nuestras, en esos dolores ajenos con los que empatizar durante unos segundos y luego, olvidar.
Este especie de autoengaño no es más que un mecanismo de defensa. Sin embargo, en el momento en que el equilibrio se rompe y la vida afila su lado amenazador, nuestro cerebro reacciona. Nos arrincona. El miedo es el mecanismo de supervivencia más poderoso en el ser humano. Si esto es así es por una razón muy sencilla: nos pone en alerta ante una amenaza para que reaccionemos. Para que sigamos sobreviviendo.
Ahora bien, lejos de gestionarlo, lo convertimos en un amigo fiel. Nos negamos a hacer nada sin él. Le damos tanto poder que sus cantos sibilinos se intensifican aún más custodiando nuestra voluntad. Poco a poco damos paso a la ansiedad, a la angustia del “qué pasará” y al catastrofismo de “todo lo que va a venir va a ser aún peor”.
ilustracion de un león
Es necesario tener claro algunos aspectos. El coraje o el valor no implica, ni mucho menos, ausencia de miedo. Es seguir adelante a pesar del miedo. De hecho, las únicas ocasiones en que lograremos de verdad ser valientes es cuando este compañero fiel esté amarrado a nuestro corazón y aún así, nos permitimos avanzar.

El coraje o cómo despertar nuestro león dormido

Recordemos por un momento el personaje del león dormido del “Mago de Oz” de Lyman Frank. Su propósito era realizar ese viaje junto a sus compañeros para pedir un deseo. Deseaba que le concedieran valor. De algún modo, viene a simbolizar ese arquetipo que se halla integrado en lo más hondo de nuestro ser.
Muchos de nosotros somos también leones dormidos. Todos estamos programados para afrontar dificultades porque así lo ha hecho siempre nuestra especie. Sin embargo, a veces, necesitamos despertar. Porque al fin y al cabo somos supervivientes natos en entornos eternamente amenazantes, que se han olvidado de todo lo que son capaces.
Para recordarlo, te proponemos que reflexiones sobre las siguientes estrategias.
mujer con león luchando para no ser una víctima

Los cinco pilares del coraje

Cuando hablamos de coraje o fortaleza, casi de forma automática visualizamos a alguien de imponente presencia y mirada amenazadora. Sin embargo, y si lo pensamos bien, los auténticos valientes de nuestra historia y sociedad fueron y son personas normales muy alejadas de esta imagen. Pensemos en Nelson Mandela, en Anna Frank o por qué no, en muchas de esas personas de nuestra familia a las que admiramos precisamente por ello. Por su coraje.
Veamos ahora qué rasgos son los que los/las definen:
  • Si tienes que hacer algo y tienes miedo: hazlo con miedo. Este principio es el que se integra en la mente y el corazón de las personas más valientes.
  • La persona con coraje escucha su intuición y actúa de un modo muy concreto: con pasión, con empuje, con determinación.
  • El corazón valiente sabe que la vida acontece más allá de la línea del miedo. El coraje exige que conquistemos nuevas fronteras.
  • Hasta el día en que lo consigamos, no estaremos seguros de nuestro valor. Hasta entonces, no debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas. Son un modo de liberar tensiones para aunar fortalezas.
  • La ira, en ocasiones, actúa como preludio del valor. Cuando la mente solo ve injusticias, empuja nuestra voluntad a través de ese enfado para dirigirnos a la acción. A salir de nuestra zona de confort.
Para concluir, sabemos que a veces, la vida es dura, muy dura. Nadie elige su propio sufrimiento ni el tener que vivir determinadas cosas. Sin embargo, lo que sí está en nuestro corazón, es afrontar esas dificultades del único modo posible: con CORAJE.