WORLDWUAN - MARAVILLOSOS VIDEOS


ALEVOSIA - LUIS EDUARDO AUTE


Esas tres mujeres de Haworth - Angeles Caso





Escribo este artículo en una pensión de Haworth, mientras la tarde cae con una magnífica luz plateada sobre el puñado de árboles aún desnudos que se alzan al borde de los páramos, más allá de mi ventana. Haworth es un pueblo pequeño del norte de Inglaterra, en la comarca de Yorkshire. Algunos historiadores sostienen que este fue uno de los lugares donde comenzó la revolución industrial, cuando a principios del siglo XVIII ciertos tejedores instalaron fábricas dotadas de sistemas hidráulicos que acrecentaron enormemente la producción de tejidos.

Pero lo que me ha traído hasta aquí no son los orígenes de la clase proletaria, sino el recuerdo de tres mujeres únicas que vivieron en este pueblo en la primera mitad del XIX: CharlotteEmily y Anne Brontë, autoras de novelas y poemas excepcionales, que asombran aún más cuando se conoce un poco a sus autoras. Las hermanas Brontë eran hijas del párroco protestante de este lugar. Tuvieron una infancia extraña. Perdieron muy pronto a su madre y a las dos hermanas mayores. Vivían austeramente del sueldo del padre, pero se educaron de manera excepcional: desde muy pequeñas, leyeron absolutamente todo lo que caía en sus manos, incluyendo los periódicos y los grandes clásicos; al mismo tiempo, corrieron infatigables como niñas semisalvajes por los páramos, aprendiendo a reconocer cada árbol y cada piedra. 

Luego, en casa, todavía muy chiquitinas, se sentaban junto al fuego con su hermano Branwell a escribir largas historias que se prolongaron a lo largo de los años y que con el tiempo darían paso a esas novelas que tantos lectores conservamos imborrables en la memoria, Jane Eyre, de Charlotte; Cumbres borrascosas, de Emily, o La inquilina de Wildfell Hall, de Anne.

Sorprende pensar que esas tres mujeres criadas en plena época victoriana y casi aisladas por completo del mundo –salvo por algunos meses pasados en diversos internados, como alumnas o como profesoras– pudieran escribir esas obras llenas de pasión y de rebeldía. Vivieron aquí la mayor parte de sus cortas existencias, en este pueblo que tal vez no fuera demasiado simpático ni alegre en aquel entonces, lejos de cualquier ambiente intelectual, dedicando mucho tiempo a las inevitables tareas domésticas y al cuidado de su padre y de su hermano alcohólico y opiómano, y aun así fueron capaces de escribir algunas de las mejores obras de la literatura inglesa. Poca gente puede vanagloriarse de poseer el talento que ellas tuvieron, compartido además entre las tres. Para colmo, escribieron en silencio, escondiendo su vocación incluso a los amigos más íntimos y publicando con seudónimos, como si en sus vidas no existiera el menor rastro de vanidad.

Miles de personas vienen cada año a Haworth, haciendo este peregrinaje brontiano que yo misma hago estos días. Gentes de cualquier lugar del planeta que viajan a visitar la casa en la que vivieron, llena de recuerdos personales de las tres, y que probablemente lanzan un suspiro en el interior de la iglesia en la que predicaba su padre y en la que ellas fueron enterradas demasiado pronto: Anne –que en realidad descansa en Scarborough, donde murió–, a los veintiocho años; Emily, a los veintinueve, y Charlotte, a los treinta y nueve. Demasiado jóvenes para morir, pero quizá demasiado extraordinarias para seguir viviendo.


YO SÍ sanidad universal


ALGUNAS FRASES DE STEVE JOBS


Algunas frases de Steve Jobs:
Foto de Steve Jobs con su familia
Steve Jobs con su familia
Steve Jobs

10 TELAS CON ESTAMPADOS PRIMAVERALES


Aunque es cierto que en una amplia mayoría de hogares los textiles no se renuevan en cada estación del año, su cambio puede producir una inyección de alegría en las estancias. El colorido, los diseños geométricos , los estampados y la inspiración africana son los predominantes en esta estación del año y las nuevas telas están impregnados de ellos.

Textiles para la primavera 2013

  1. Los tonos alegres, cargados de vitalidad son la tónica para esta temporada. Las flores y los tonos fucsias crean salones como este.
     
  2. La combinación de los textiles con papeles pintados logra siempre resultados sorprendentes.Aunque a priori te puedan parecer diseños demasiado cargados la combinación de ambos elementos es un actierto.
  3. A simple vista mis ojos ven cachemires pero hay que agudizar la vista para ver que esta tela recrea unas mariposas de grandes dimensiones. Me gustan más otros diseños en otra gama de colores, este me da la sensación de estar rodeada de polillas.
  4. Como decía las mariposas y otros insectos son una atrevida propuesta para esta primavera: cortinas, sillas, todo se inunda de estos bichitos voladores. Está inspirada en el toque multicolorista de las faldas hawainas.
  5. Los diseños tropicales y los colores naranjas resultan muy alegres tanto para tapizar sillones como para unas caídas en grandes ventanales.
  6. El rosa chicle es uno de mis colores favoritos y pocas veces lo he visto incluido en la decoración de una casa. Un mueble y una silla tapizada en estos colores serán un acierto si buscas un ambiente romántico. Las telas con diseños geométricos sencillo con un fondo en filadice recuerdan el urbanismo de la ciudad.
  7. El toque más marinero lo podemos encontrar en estos diseños con azules profundos y rayas horizontales.
  8. De inspiración étnica africana, la colección Baobab – un árbol originario de África llamado también el “Árbol de la vida”- estas telas presentan ramas entrelazadas que son una metáfora del curso de la vida. Tejidos naturales, texturas mates y jacquares muy suaves al tacto se combinan  con visillos geométricos. El marfil, tierra, caldera, amarillo, ocre y negro son los colores predominantes.
  9. Tessa, una colección de pequeños dibujos geométricos sobre colores muy vivos. En esta ocasión los estampados impresos en trazado blanco cobran todo el protagonismo sobre un fondo de color.
  10. Las propuestas para el exterior incluyen un abanico de colores frescos y alegres estampados, fácilmente combinables con tejidos lisos, todos ellos especialmente pensados para una óptima resistencia (inclemencias metereológicas, humedad, etc.) sin perder un ápice de calidad y, sobre todo, de distinción y buen gusto.
Para tapizar los sillones puedes elegir entre diversos jacquards en forma de damascos, rayas y pequeños motivos. A su vez, éstos se combinan perfectamente con alegres estampados florales y gruesas chenillas para crear ambientes de gran inspiración que buscan diferenciarse.

CAMBIARIAS LA CIUDAD POR EL CAMPO?

Esta mañana me levante muy temprano me fui directa a la cocina para prepararme un aromático café, abrí el ordenador dispuesta cómo todas las mañanas a ver que nos traía el nuevo día, los periódicos matutinos me ofrecían una cantidad de noticias todas buenas, positivas y ùnicas para dar ánimos a todos los habitantes del mundo. Me dije estoy harta de ésto me gustaría hacer un cambio no se algo que me saque de aquí un lugar en el que sienta que mi energía está mas acorde con mi alrededor,  la naturaleza es una de las opciones que me va por la cabeza hace tiempo porque de verdad que la ciudad la dejo para esas personas urbanitas que disfrutan de élla.

Que estamos haciendo con nuestra vida me pregunte, machacarla con política, telediarios llenos de malas noticias, corrupción, guerras, asesinatos y si al fin y al cabo no podemos evitar nada de lo que pasa y corregir un mundo cómo este es imposible, ya que a lo largo de la historia se ha demostrado. 

Concluyendo para no hacerme pesada, que tengo pensado huir y unirme más a lo que mi alma necesita la naturaleza siempre generosa y dispuesta a darnos otra oportunidad para volver a élla.

Y vosotr@s que os preguntaís y que os respondeís? dejar que vuestro corazón hable y luego actuar en consecuencia. Ser felices por favor.


ARRUGAS UN ARTICULO DE Mª ANGELES CASO


Arrugas

Magazine | 11/04/2013 - 23:59h
Arrugas
Reconstruir la parte más superficial de nosotros mismos no deja, pues, de ser un autoengaño Patrick Thomas
Mi transformación ha sido lenta, y ha estallado en convicción firme últimamente. Todos esos rostros artificiales que frecuentan los platós y los grandes acontecimientos han empezado a darme grima. Hace tan sólo unas semanas, contemplando a los actores y las actrices que aparecían en la entrega de los Oscar, comprendí que la cosa es realmente grave. Encontrar una cara –y un cuerpo– natural en mitad de la alfombra roja es ya un asombroso soplo de aire fresco. La mayoría de esos hombres y mujeres –con especial intensidad en ellas– están estirados, andamiados, inflados y remendados. Apenas hay pómulos sin no sé qué relleno impactante, labios que no estén ridículamente hinchados, frentes que no luzcan la plancha del bótox o párpados que no hayan sido cortados dejando una rara mirada de susto. Por no hablar de los cuerpos esculpidos. De vez en cuando, en medio de esa exhibición de artificiosidad, aparece alguna mujer que no intenta patéticamente disimular su edad, algún hombre tal cual le ha dejado la vida. Puede que no sean tan perfectos como los zombis que desfilan a su lado, pero a mí ahora me parecen mucho más hermosos.

Todas esas gentes robotizadas responden a las exigencias de una industria que, a su vez, responde a los gustos de un público que se atiene a una de las normas básicas de esta sociedad: envejecer es una desgracia. No es que sea nada nuevo: casi todas las épocas históricas identificaron con la juventud ciertas cualidades que se iban perdiendo a medida que transcurrían los años. Lo que nos diferencia de otros tiempos es que no sólo estamos llevando eso hasta la exageración sino que además hemos olvidado que las edades avanzadas también tienen sus cosas buenas, al menos mientras las condiciones físicas y mentales nos acompañen.

No defiendo la tiranía de los ancianos que se practicaba en el pasado. Por desgracia, envejecer no siempre significa ser más sabio ni más tolerante o bondadoso. Hay personas maduras tan idiotas como niños maleducados, y viejos horribles. Aunque probablemente también fueron jóvenes idiotas y horribles, y la vida pasó sobre ellos sin que apenas se dieran cuenta ni aprendiesen nada. Pero negarse a envejecer no deja de ser una estupidez sin ningún sentido. Lo queramos o no, el tiempo hará su trabajo en nuestras células, minuto a minuto, gastándolas y debilitándolas. Reconstruir la parte más superficial de nosotros mismos no deja, pues, de ser un autoengaño: la vejez nos atrapará de igual manera, y cuando caiga con todo su peso encima de esas personas que se niegan a aceptarla, me temo que será aún más patética y dolorosa. Yo me he reconciliado con mis preciosas arrugas y he hecho un pacto conmigo misma: mi cuerpo irá inevitablemente deteriorándose, pero lucharé para que mi mente se mantenga fresca y tersa. Ella, sí. (Y toco madera).

CONSEJOS ESTILISTICOS PARA DISIMULAR EL ABDOMEN




Belén Canalejo.
Disimular la tripa es posible si sigues los consejos estilísticos de B* a la Moda, para Trendtation. Si no te gusta tu abdomen, vístete para ocultar esta parte del cuerpo sin dejar a un lado el buen gusto.
B* a la Moda propone looks diferentes para disimular tripa. En primer lugar nos propone un vestido cruzado con costura bajo el pecho. Los vestidos cruzados ayudan a disimular la tripa, y la costura bajo el pecho es muy importante porque exalta el pecho (y por tanto desvía la atención) y no coincide con el abdomen. El vestido tiene que tener estampados muy cargados, para disimular, y en el caso de que se trate de un color liso, que sea un color oscuro: azul marino, lila, granate, negro.
Encima del vestido nos propone una chaqueta de punto rosa. Es importante que el color de la chaqueta sea más claro que el del vestido, ya que el contraste impide que la atención se centre en el abdomen. El cuello de esta chaqueta debe ser muy abierto. Unas medias moradas, que llamen la atención, pueden ser el complemento final de este atrevido look.
Un segundo look que nos propone B* a la moda, para Trendtation es el del vestido "babydoll". Consiste en un vestido holgado al cual podemos añadirle una goma en la parte inferior para que quede un poco más ceñido pero sin que marque tripa. Para acompañar, una torera de rayas verticales, que estilizan mucho la figura. La torera debe ser especial: la parte de delante tiene que ser larga, para evitar que el corte se produzca en el abdomen y la atención se centre en el mismo.
Al margen de estos looks, es importante tener en cuenta algunos detalles: usar una faja ayuda a ocultar la tripa. Los leggins no favorecen propósito de ocultar la tripa, de manera que es mejor utilizar pantalones de corte liso sin demasiados adornos en la zona del abdomen. Por lo que a tops se refiere, mejor con el cuello abierto y fruncidos. ¡Sigue estos consejos y nadie notará que tienes un poco de tripa!


INTOCABLES




Es una comedia basada en hechos reales, sobre dos hombres que nunca deberían haberse encontrado: un aristócrata herido en un accidente y un joven de los suburbios de París quien se convierte en su asistente y le devuelve las ganas de vivir.

La historia está inspirada en la vida de Philippe Pozzo di Borgo, autor del libro Le Second souffle, tetrapléjico desde 1993 y de su relación con Abdel Yasmin Sellou, su asistente a domicilio.

Esta película que contiene drama y comedia se ha convertido en un fenómeno cultural en Francia, donde ha sido votada como el evento cultural del año 2011 por el 52 % de los franceses. El film volvió a popularizar en su país la clásica canción disco Boogie Wonderland, de Earth, Wind & Fire.

Philippe...

10 FRASES PARA NO OLVIDAR A JOSE LUIS SAMPEDRO


ESTE MES PARECE HABERSE CONVERTIDO EN EL DE LAS PERDIDAS. HE QUERIDO TRAER AQUÍ ESTAS 10 FRASES DE ESTE GRAN HOMBRE QUE HA PERDIDO LA CULTURA ESPAÑOLA. SE QUE DONDE ESTÉS HABRAS ENCONTRADO LA JUSTICIA, LA PAZ Y EL AMOR QUE TANTO NECESITAMOS EN LA TIERRA. GRACIAS POR TU LEGADO.


 Lista Oficial Recomendada

10 frases para no olvidar a José Luis Sampredro

09 de Abril de 2013 - 09:55 | Valoración: 9200 puntos | Visitas: 1900
10 frases para no olvidar a José Luis Sampredro
José Luis Sampedro falleció a los 96 años. El escritor, humanista y economista defendía una sistema más humano "capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos". Recordamos 10 frases para no olvidar de su pensamiento. ¡Vota!
  1. 1. Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada
    Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada
    1280 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  2. 2. El tiempo no es oro; el tiempo es vida
    El tiempo no es oro; el tiempo es vida
    1050 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  3. 3. No hemos aprendido a vivir como humanidad, la humanidad está por hacer
    No hemos aprendido a vivir como humanidad, la humanidad está por hacer
    960 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  4. 4. Los recortes se aceptan por una de las fuerzas más importantes de la humanidad, el miedo
    Los recortes se aceptan por una de las fuerzas más importantes de la humanidad, el miedo
    930 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  5. 5. Se habla mucho del derecho a la vida, pero no de lo importante que es el deber de vivirla
    Se habla mucho del derecho a la vida, pero no de lo importante que es el deber de vivirla
    890 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  6. 6. En abril de 1939 comprendí que no habían ganado los míos. Ni los unos ni los otros eran los míos
    En abril de 1939 comprendí que no habían ganado los míos. Ni los unos ni los otros eran los míos
    840 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  7. 7. Seguimos sosteniendo las mismas barbaridades, las mismas crueldades, las mismas salvajadas. ¿Cómo es posible eso? ¿Cómo no hemos aprendido a vivir, a vivir en paz, a vivir con la naturaleza, a vivir con sosiego?
    Seguimos sosteniendo las mismas barbaridades, las mismas crueldades, las mismas salvajadas. ¿Cómo es posible eso? ¿Cómo no hemos aprendido a vivir, a vivir en paz, a vivir con la naturaleza, a vivir con sosiego?
    820 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  8. 8. El sistema capitalista se acaba
    El sistema capitalista se acaba
    820 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  9. 9. Poner al dinero como bien supremo nos conduce a la catástrofe
    Poner al dinero como bien supremo nos conduce a la catástrofe
    810 ptsVotar:
    1
    2
    3
    4
    5
  10. 10. Cuando digo Humanidad exagero, porque creo que Humanidad no hay; hay seres humanos. Llevamos dos mil años desde la Antigua Grecia, se ha progresado técnicamente de una manere fabulosa (...)
    Cuando digo Humanidad exagero, porque creo que Humanidad no hay; hay seres humanos. Llevamos dos mil años desde la Antigua Grecia, se ha progresado técnicamente de una manere fabulosa (...)
    (...) casi inverosímil pero seguimos matándonos unos a otros, no sabiendo vivir juntos en este planeta. El hombre no ha madurado bastante

Homenaje a Sara Montiel (TQM amiga) Descansa en paz!!


CANCION DE CUNA - Lullaby - Sía


FALLECE SARA MONTIEL

OS DEJO DOS FOTOGRAFIAS, LA PRIMERA DE LA ESTRELLA DEL CINE ESPAÑOL Y LA QUE CREO QUE MAS LE HUBIERA GUSTADO A ELLA. DESCANSE EN PAZ LA MUJER MAS BELLA DE ESPAÑA.

La actriz Sara Montiel ha fallecido hoy a los 85 años en su casa en el madrileño barrio de Salamanca como consecuencia de una grave crisis de salud. La intérprete, nacida en 1928 en Campo de Criptana (Ciudad Real) fue la primera gran estrella española que llegó hasta Hollywood. Protagonizó películas como Veracruz o El último cuplé. Metáfora inequívoca de cierta España de los 50, los 60 y los 70, la actriz y cantante interpretó además canciones de resonancias inolvidables tales como Fumando espero o Bésame mucho. Sara Montiel, que también fue una de las más cotizadas actrices en el terreno de las variedades, decidió dejar el cine en 1974.
Apenas hace tres semanas la última diva había celebrado sus 85 años en compañía de sus amigos más íntimos. Y no dio (no parecía dar) muestras de fatiga. Porque jamás tuvo en mente bajarse de los escenarios. “En primavera me pongo a dar conciertos. Y me va muy bien. Pero en diciembre y enero no hago nada, ¿eh? El año pasado hice seis galas. Me quieren mucho en toda España. Estoy dos horas en el escenario y todos salen encantados. Y no hago nada para cuidar mi voz”, dijo en octubre pasado en su última entrevista, concedida a EL PAÍS (http://elpais.com/elpais/2012/10/12/gente/1350057827_636150.html)
En 1957, con el estreno de El último cuplé le llegó el éxito. A partir de entonces comenzó a protagonizar una cadena de melodramas musicales. Y puso su tarifa: “Un millón de dólares por película”. Ella misma elegía las canciones que iba a interpretar. También el vestuario, para que estuviera a juego con la escenografía. Y hasta el horario de trabajo: “Porque me negué a volver a madrugar. En México y EE UU tenía que levantarme a las cinco y media o seis de la mañana. ¡Nunca más!”. Se olvidó de Hollywood: “En todas partes cayó El último cuplécomo una avalancha y en todas partes triunfó. ¿Quién, en un caso así, querría volver a hacer de india?”.
Nació en 1928, en Campo de Criptana (Ciudad Real), un pueblo humilde que subsistía gracias a la agricultura. Al estallar la Guerra Civil, se fue con su familia a Orihuela (Alicante), y ahí la futura estrella comenzó a estudiar en un colegio de monjas, donde sor Leocadia le enseñó a cantar. María Antonia Abad Fernández (que era su verdadero nombre) tenía 16 años cuando en la Semana Santa de 1941 cantó una saeta que escuchó el periodista José Ángel Ezcurra, fundador de la revista Triunfo,y quiso conocerla.
Ezcurra le puso una profesora de canto y la animó a presentarse a un concurso. Interpretó La morena de mi copla y ganó. Luego la llevaron a Barcelona para hacer unas pruebas de cine, y debutó, no sin ciertas reticencias, con Empezó en boda, al lado de Fernando Fernán-Gómez. “Fue el primero que me besó. Yo tenía 16 años y no sabía. Y me explicó cómo se hacían las películas. Yo creía que se hacían como se ven: del principio al final”.
Pensó en Alejandra como nombre artístico. Pero al ilustrador Henrique Herreros no le gustó. Requería un “apellido contundente”, como Montiel. Por su parte, ella recordó que su bisabuela se llamaba Sara, un nombre que le agradaba. Así nació Sara Montiel. Y así la llamaron por primera vez en la revista Primer Plano.
Llegaron más películas. En Locura de amor, por ejemplo, hizo de “mala malísima”. “Pero ahí el público comenzó a notar que en realidad yo estaba buenísima”. Sentía, con todo, que su carrera de actriz no despegaba. Un día, el dramaturgo Miguel Mihura (“mi primer amor, el hombre que me hizo mujer y al que volvía loco en la cama y dejaba como un trapo”) la recomendó a la productora Hispamex, que la contrató para hacer Furia roja en México.
Sara Montiel llegó al Distrito Federal acompañada por su madre en abril de 1950. “¡Ay, qué país México! Una industria cinematográfica muy profesional, en plena época de oro. ¡Y la gente se podía divorciar! Una realidad que contrastaba con la España cutre que teníamos. Al instante me hice famosa. Cómo no, si me pusieron al lado de Pedro Infante. Hice tres películas con él. Y me hice mexicana, claro. Todavía tengo mi carta de nacionalidad en la caja fuerte. Cuando me casé con Tony Mann, en Los Ángeles, me casé con mi otro pasaporte, el mexicano”.
A Sara, Sarita, Saritísima, le sobreviven sus dos hijos (adoptados) y una de las más grandes leyendas del cine español.