Descubrimiento «sin precedentes»: Hallan 17 momias en el centro de Egipto


Posted: 13 May 2017 10:11 AM PDT
Descubrimiento «sin precedentes»: Hallan 17 momias en el centro de Egipto
Ministro de Antigüedades egipcio Khaled el-Enany (centro) habla con la prensa el 13 de mayo de 2017, frente a las momias descubiertas en catacumbas del distrito Touna el-Gabal, provincia de Minya, en el centro de Egipto.
El Ministerio de Antigüedades de Egipto ha anunciado el hallazgo de 17 momias en la parte central del país.
Un grupo arqueólogos egipcios han descubierto 17 momias en catacumbas en la provincia de Minya, al sur de El Cairo, anunció este sábado el Ministerio de Antigüedades.
«Encontramos catacumbas que contenían varias momias», dijo Salah al Joli, profesor de egiptología de la Universidad de El Cairo, quien encabezó la misión responsable del descubrimiento.

Se informa que las momias no pertenecieron a la realeza. El ministro de Antigüedades, Jaled el Enany, dijo en una conferencia de prensa celebrada cerca del sitio arqueológico en el desierto que el descubrimiento es «la primera necrópolis humana con tantas momias encontrada en el centro de Egipto».
Según Mohamed Hamza, director de excavaciones de la Universidad de El Cairo, se trata de un descubrimiento «sin precedentes», ya que es el único hallazgo de tanta importancia de los que se han hecho en la zona.
Las catacumbas donde encontraron las momias, situadas en el distrito de Tuna al Yebel, se remontan al período greco-romano, entre el siglo III a.C. y el siglo III d.C.
En abril, arqueólogos egipcios encontraron seis momias faraónicas en una tumba cercana a Luxor, que data de la XVIII dinastía, que gobernó al Antiguo Egipto entre los años 1550 y 1298 a.C. Esta semana, especialistas también descubrieron la tumba de una princesa egipcia de la XIII dinastía de faraones.
Posted: 13 May 2017 06:57 AM PDT
Cuerpos de extrañas criaturas míticas encontrados en sótano de una mansión del Reino Unido
Miles de cajas de madera con criaturas míticas y documentos peculiares fueron encontradas por casualidad en el sótano de una mansión abandonada en el Reino Unido.
Los enanos y hadas fueron considerados, pero simples artificios humanos antes de que la evidencia de su existencia comenzara a surgir en los últimos años. En realidad, la prueba de estas fábulas criaturas existían mucho antes, pero no había Internet para difundir la palabra al respecto.

En 2006, al igualar un sitio para dar paso a un nuevo barrio residencial, los trabajadores se encontraron con una mansión desgastada perteneciente a un hombre llamado Thomas Theodore Merrylin. Al entrar en el sótano del edificio, se encontraron con miles de misteriosas cajas de madera selladas firmemente.
Asombrado por este descubrimiento inusual, los trabajadores comenzaron a abrir las cajas en busca de algún rendimiento valioso. En lugar de encontrar el tesoro de un pirata, las cajas contenían cuerpos de criaturas extrañas, del tipo que sólo se oía en mitos y cuentos de folclore. Fue bautizado como Merrylin Cryptid Collection.
Thomas Theodore Merrylin fue el antiguo dueño de la mansión. Fue un Cripto-naturalista, Zoólogo y Xeno-Arqueólogo nacido en 1782 en Hellingshire, Norte de Inglaterra. Además de su inusual pasatiempo de recoger restos de especies no catalogadas, también es recordado por su tremenda vida útil (160 años). Según los relatos, a los 80 años de edad se parecía a un aspecto de 40 años de edad, lo que probablemente atrajo más atención que su inusual colección de especímenes raros.
Durante su vida, Theodore emprendió un viaje a los EEUU donde él haría su colección inusual conocida a una audiencia más amplia. Recibió mucha atención al principio, pero como sus cryptids eran tan desconcertantes y la visión del mundo tan estrecha, fue etiquetado como un fraude y pronto fue marginado por otros criptozoólogos y naturalistas.
Mientras que en este esfuerzo, se hizo amigo de varios matemáticos y biólogos prominentes que estaban intrigados por su trabajo, y también aprobó algunos de sus conceptos en física de franja y química. Los diarios de Theodore reunidos junto con los especímenes contenían nociones esotéricas de la mecánica cuántica, concepto que aún no se había establecido en el momento en que se escribieron los artículos. Debido a esto, también fue fortalecido por sus amigos para publicar un estudio sobre la posibilidad de viajar en el tiempo.
Como con la mayoría de los individuos paradigmáticos, Theodore pronto caería en consternación después de que fuera acusado de robo por otro recolector de especímenes raros. Su reputación era extraña, así que volvió a la vaguedad. A partir de este momento ya no se oía hablar de él en la comunidad científica, es decir, hasta 1942, cuando un hombre que pretendía ser Marrylin había donado una construcción a un orfanato en Londres, con el único deseo de no abrir el sótano.
El hombre no parecía tener más de 45 años, por lo que se suponía que era un pariente de Theodore. Esta fue la última vez que alguien oyó algo de él. De acuerdo con los estándares modernos, el hombre no podría haber sido la misma persona nacida en 1782, porque eso le haría 160 años de edad, y mientras mira un cuarto de ese número.
Sin embargo, su papelería menciona un artefacto llamado “Alabast”, que tenía propiedades anti-envejecimiento inusuales. Puesto que no se había descubierto junto con su colección, podemos suponer que Theodore nunca lo dejó fuera de su alcance. ¿Es posible que descubriera el elixir de la juventud? ¿Y qué hay de su misterioso legado?
Mientras que algunos especímenes son claramente el producto del ingenio humano, hay otros que intrigan incluso el más escéptico de mentes. Bocetos e ilustraciones revelan que se ha realizado un análisis exhaustivo de las supuestas criaturas míticas, pero también señala un posible modelo que sirvió de base para la creación.
Cualquiera que sea el caso, la peculiar colección seguramente planteará numerosas preguntas. No se puede descartar como una falsificación, o pura creación artística. Por lo tanto, si se demuestra auténtica, desafiará numerosas nociones impuestas por nuestra cultura moderna.
¿Es posible que tales criaturas legendarias existieran en un pasado no tan lejano? Si es así, ¿por qué nos ocultaría tal realidad alternativa?
Foto cortesía de Alex CF / Merrylinmuseum.com