RECETA - FIDEOS FRITOS TAILANDESES

Desde que conocí este tipo de fideos no me canso de hacerlos, me encantan!! son fáciles de hacer y siempre que los hice gustaron a todos que ya es decir!!la receta original lleva cacahuetes, no tenía y los sustituí por avellanas, tampoco tenía cilantro para espolvorear y puse perejil, me hubiera gustado ponerle el cilantro ya que le aportaría otro aroma, en otra ocasión será... y además con las prisas se me olvidó poner la lima en gajos adornando el plato... se quedó en la nevera jejeje, ya veis un desastre y a un así salió...

INGREDIENTES:
  • 200 g de fideos de trigo para freír
  • 4 cucharadas de aceite vegetal (yo puse de oliva suave)
  • 1 diente de ajo
  • 2 ramas de apio
  • 4 o 5 ajetes
  • 1/2 col china
  • 80 g de brotes de soja
  • 40 g de cacahuetes tostados (yo puse avellanas)
  • 2 huevos
  • 80 g de beicon picado
  • Caldo de verduras, cilantro, una lima, salsa de soja
PREPARACIÓN:
Calentamos una cucharada de aceite en un wok o en una sartén honda y freímos el beicon hasta que quede tostado. Retirar, escurrirlo bien y reservamos.
Pelamos y picamos el ajo, lavamos los ajetes y picamos finos, cortamos el apio en rodajas finas y trocear la col china con la mano. Calentamos 2 cucharadas de aceite en el wok y sofreímos las hortalizas preparadas durante 5 minutos. Añadimos los fideos y seguimos sofriendo todo durante 5 minutos más.
Incorporamos los brotes de soja, el bacon y los cacahuetes; regamos con caldo de verduras y salsa de soja, mezclar bien y cocer hasta que los fideos estén calientes y en su punto.
Mientras, batimos los huevos  y cuajamos en una sartén pequeña, los cortamos en trozos con un tenedor o un cuchillo  y agregarmos a los fideos. Espolvorear cilantro picado y adornar con gajos de lima... 

Demasiados juguetes anestesian a los niños: La regla de los 4 regalos

En Navidad y Reyes Magos hay una imagen que se repite en muchos hogares, al menos en los países donde los padres tienen más recursos: los niños ansiosos, al pie del árbol de Navidad, rasgando los papeles de regalos para descubrir qué hay dentro y luego pasar, frenéticamente, al próximo regalo.

De hecho, un estudio realizado por la consultora TNS para eBay sobre las tendencias de consumo en Navidad desveló que los españoles gastarán una media de 235 euros en regalos para estas fechas. Obviamente, los más afortunados son los niños, a quienes les destinarán un presupuesto de 151 euros. Se estima que el 80% de los niños españoles reciben cinco o más regalos durante estas fiestas y que muchos reciben 10 veces más regalos de los que necesitan.

Sin embargo, esta tendencia consumista que parece haberse instaurado en las últimas décadas no es beneficiosa para los niños. De hecho, hacerles demasiados regalos a los pequeños puede llegar a ser contraproducente.

Síndrome del niño hiperregalado


En los últimos tiempos se ha apreciado una tendencia muy peligrosa para el desarrollo emocional de los niños, a la que se ha bautizado como “Síndrome del Niño Hiperregalado”. Este problema hace alusión al intento de los padres a compensar con juguetes el poco tiempo que pasan con sus hijos. Como resultado, se produce una “anestesia emocional”, el niño se vuelve caprichoso, egoísta y consumista. Está más preocupado por vanagloriarse delante de sus amigos y compañeros del colegio de la cantidad de regalos que recibieron.

De hecho, la tendencia a enfocarse en la cantidad de juguetes, más que en su calidad, también desvela un desconocimiento de los padres de las necesidades de sus hijos. Los juguetes y regalos son importantes en la vida del niño pero estos tienen una función precisa y, bajo ningún concepto, pueden ser un sustituto de la atención y el cariño que deben propiciar los padres. 


En este sentido, un exceso de juguetes provoca en los niños:

1. Produce una sobreestimulación. Cuando los niños reciben muchos regalos, no disfrutan de ninguno en especial, o se decantan por el regalo que más les ha gustado, obviando el resto. El exceso de estímulos simplemente les sobrepasa, por lo que muchos de esos regalos terminarán tirados en un rincón. Cuando el niño recibe más juguetes de los que son capaces de jugar, no puede concentrarse en cada uno, por lo que no les saca el máximo provecho.

2. Pérdida de la ilusión. El exceso de regalos puede hacer que el niño desarrolle una apatía total. Cuando el niño está acostumbrado a recibir muchos presentes, considera que es una obligación de los padres, y pierde la ilusión que normalmente implica recibir un regalo y descubrir su contenido. Por tanto, de cierta forma, en vez de embellecer su infancia, le estamos robando una de las emociones más bonitas.

3. Bajo nivel de tolerancia a la frustración. Los padres que le dan a sus hijos todo lo que desean, sin explicarles el sacrificio que se esconde detrás de cada regalo, contribuyen a generar una actitud egocéntrica, de forma que los niños no aprenden a lidiar con los reveses y la frustración, una capacidad esencial para la vida.

4. Limita la fantasía. El exceso de juguetes termina provocando aburrimiento y mata la fantasía. De hecho, aunque los niños necesitan juguetes para desarrollar tanto sus habilidades motoras como cognitivas, no podemos olvidar que también se puede jugar sin juguetes, y es precisamente en esos momentos, cuando no hay un guión preestablecido, cuando más se desarrolla la creatividad.

5. Desarrolla antivalores. Cuando los niños reciben demasiados juguetes o regalos, les restan valor, no comprenden en su verdadera magnitud el esfuerzo que probablemente han tenido que hacer los padres. Como resultado, pueden desarrollar actitudes consumistas y profundamente egoístas.

La regla de los 4 regalos


La solución no es hacer que los niños prescindan de los regalos, sino obsequiarles menos presentes, que realmente puedan disfrutar durante el mayor tiempo posible. Para lograrlo, puedes seguir la regla de los 4 regalos:

1. Un regalo que pueda usar, como las prendas de ropa, los zapatos o accesorios similares.

2. Un regalo relacionado con la lectura, ya se trate de un libro en papel o un e-reader.

3. Un regalo que deseen mucho, dirigido a alimentar la ilusión.

4. Un regalo de cualquier índole que realmente necesite.

La Navidad es una época de ilusión y alegría, por lo que es el momento perfecto para enseñarles a los niños a valorar otras cosas más allá de los regalos. Háblale de otros niños que no tienen tanto como ellos y anímale a donar algunos de los juguetes que ya no usa y que estén en buen estado.

Aprovecha además estas fechas para pasar tiempo juntos. En vez de comprar tantos regalos, planifica actividades de ocio en familia, como ir al cine, al teatro, al zoo o simplemente dar un paseo. Tu tiempo, es el mejor regalo que le puedes hacer. Así lo confirma este emotivo vídeo.




Fuente:
Ledesma, T. (2015) Los españoles prevén gastar una media de 235 euros en regalos durante esta Navidad. En: TNS.

Así que... soy la madre más malvada que existió nunca.....Jamás.

el club de los libros perdidos, Jaime Primak Sullivan, nota viral

   


  Llevé a mis hijos a la heladería "Dairy Queen" después de cenar. Ellos pidieron los helados que eligieron y esperamos unos 5 minutos hasta que nos llamaron con nuestro número. La joven (tal vez tenía unos 17 años) entregó a cada niño su helado. Pero ninguno la miró a los ojos. Ninguno dijo gracias. Ni a ella, ni a mí... así que esperé. Conté hasta 10.
  


   Esperé mientras ellos empezaban a comer su helado. La chica me miraba, posiblemente pensaría que estaba loca. Miré cómo mis hijos salían por la puerta. Los seguí afuera donde tranquilamente tomé sus helados mientras ellos miraban con espanto en sus ojos mientras los tiraba en el tacho de basura más cercano. 


  LOS 3 ESTALLARON EN UN ATAQUE DE HISTERIA. Yo esperé. En silencio. Tranquila. Cuando se dieron cuenta de que tenía algo que decir, se callaron.

 Les expliqué que un día, si tenían suerte, harían un trabajo como esa jovencita. Y que yo esperaría que la gente los mirara. Que realmente los mirara. Los mirara a los ojos y les diera las gracias. 


  Somos muy mayorcitos a las 8/7/5 para pasar nuestros días sin ejercitar modales y, honestamente, algo de decencia humana básica.


  Así que sí, soy la madre más malvada del mundo.


 "Ellos estaban comprensiblemente molestos, pero espero que mis hijos sepan que cuando mamá dice algo, lo dice en serio. Y siempre hablamos mucho sobre la conexión humana y la responsabilidad social en el mundo, por lo que estaban familiarizados con mi punto y terminaron por entender por qué estaba decepcionada."

Investigadores confirman autenticidad de Códices de Plomo que mencionan a Jesús


Posted: 30 Nov 2016 10:00 PM PST

Expertos han demostrado que un antiguo conjunto de tablilas de plomo que muestran el primer retrato de Jesucristo, poseen aproximadamente 2.000 años, por lo que aseguran son auténticos.
Investigadores confirman autenticidad de códices de plomo que mencionan a Jesús

Las «páginas» de metal, mantenidas juntas como una carpeta anillada, fueron encontradas en Jordania en el año 2008 y hacen referencia a Cristo y a sus discípulos.
Luego de analizar el plomo, traducir las palabras y los símbolos, los expertos dataron las tablillas con algunos pocos años de diferencia de la época del Ministerio de Jesús; según informa Mail Online.
Y lo que revelan podría ser esclarecedor no sólo para los cristianos, sino también para los judíos y los musulmanes.

Las tablillas sugieren que Cristo no estaba comenzando su propia religión, sino que estaba restaurando una tradición milenaria existente desde la época del Rey David.
Y el Dios al que adoraban era al mismo tiempo de genero masculino y femenino.
Los libros aportan la idea de que Cristo promovió la adoración del Templo de Salomón, donde se creía que se veía el rostro mismo de Dios – y aquí es donde apareció el episodio con los prestamistas de la Biblia.
Uno de los libros se parece al que se describe en el Libro de las Revelaciones, ya que tiene siete sellos.
Los libros son conocidos como códices – con un tipo de encuadernado distintos al de los pergaminos – y entre ellos hay una imagen del mismo Jesús.
Los autores David y Jennifer Elkington han estado realizando actividades desde el 2009 para que los códices sean reconocidos y protegidos, pero dicen que los cristianos evangélicos están tratando de calificarlos como falsos.
Al parecer fueron descubiertos por Hassan Saeda, un beduino israelí, que según algunos informes le fueron dados por su abuelo, y otros informes sugieren que fueron descubiertos en una inundación.
David Elkington, de 54 años, de Gloucestershire, dice que ahora está tratando de evitar que los códices se vendan en el mercado negro.
En 2011 Elkington anunció su descubrimiento en BBC News y la prensa mundial lo siguió. Pero un buen número de eruditos afirmaron que se trataba de una falsificación, y la mayoría sin ver nunca los códices.

Pero ahora las pruebas de alta tecnología llevadas a cabo por el Prof. Roger Webb y el Profesor Chris Jeynes en el Laboratorio Nodus de la Universidad de Surrey en el Ion Beam Center, han confirmado que probablemente el códice posee entre 1800 y 2.000 años de antigüedad.
Si los códices son genuinos, como sugiere el metal y la escritura, proporcionarían una nueva visión de la vida de Cristo.
Mientras que los códices no contradicen ninguna de las narraciones establecidas ponen mayor énfasis en el templo físico, en la creencia en lo divino femenino y en el papel de Cristo en la protección de un linaje hebreo en lugar de ser el fundador de su propio movimiento.

MUSICA - ANDREA BOCELLI


RECETA - TAGLIATELLE DE CALABACIN, ZANAHORIAS CON GULAS

Tagliatelle de calabacín y zanahoria con gulas


Una forma diferente de comer verduras, y os puedo asegurar además que muy rica.

  • image: http://www.petitchef.es/imgupl/recipe/md-227934p362058.jpg
    Tagliatelle de calabacín y zanahoria con gulas, Foto 2

  • Tagliatelle de calabacín y zanahoria con gulas
  • image: http://www.petitchef.es/imgupl/recipe/md-227934p362058.jpg
    Tagliatelle de calabacín y zanahoria con gulas, Foto 2
  • image: http://www.petitchef.es/imgupl/recipe/md-227934p362057.jpg
    Tagliatelle de calabacín y zanahoria con gulas
Tipo de receta: Entrante
Número de partes: 2 porciones
Tiempo de preparación: 25 Minutos
Tiempo de cocción: 20 Minutos
Listos en: 45 Minutos
Dificultad: Fácil
3SHARES0000

Ingredientes:

- Una zanahoria
- Un calabacín pequeño
- Un envase de 100 g de gulas
- 150 g de gambas peladas
- 3 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
- Sal
 
                                       

Cortamos la zanahoria y el calabacín en tiras finas de 1 o 2 mm. Para cortar las 
tiras lo podemos hacer con una mandolina, un pelapatatas o un cortafiambre.
PASO 3:Ponemos las verduras cortadas en una vaporera. En mi caso lo he hecho en el 
Varoma de la Thermomix. He añadido 1/2 litro de agua, he programado temperatura 
Varoma y cuando ha alcanzado dicha 
temperatura la he cocido unos 7 minutos. Cuando termine la refrescamos en 
agua con hielo para que no se siga cociendo y quede al dente. Salamos.
PASO 4:Ponemos una sartén con aceite y ponemos los ajos laminados a fuego suave, 
cuando estén un poco hechos añadimos las gambas, damos unas vueltas y a continuación 
incorporamos las gulas. Hacemos 

Preparación:

Cortamos la zanahoria y el calabacín en tiras finas de 1 o 2 mm. Para cortar las tiras lo podemos hacer con una mandolina, u
incorporamos las gulas. Hacemos 
PASO 1:Pelamos la zanahoria y lavamos es calabacín.
PASO 2:
durante un par de minutos. Salamos.
PASO 5:Servimos en el centro del plato los tagliatelles y encima ponemos las gulas con las gambas. Probarlo porque os sorprenderá.

La amistad verdadera sobrevive a tempestades

La amistad verdadera sobrevive a tempestades
Nuestra amistad ha pasado por momentos complicados, pero la fe en el cariño que nos tenemos los ha vencido. Así que ahora lo entiendo: las relaciones verdaderas pueden tambalearse a causa de las circunstancias pero, al final, nada ni nadie puede con ellas. Pueden tener un espacio de pausa, pero después la melodía sigue: más fuerte, más enérgica y con más ganas.
Cuando ni siquiera nos habíamos planteado lo fuertes que podíamos ser juntas, se disiparon todas las dudas y acabamos con cada una de las sombras que querían hacernos dudar. Y de esta manera, hasta que amainó el oleaje, nos cogimos de la mano y continuamos el abrazonuestros miedos llegaron a ser nuestras fortalezas más útiles.

El valor de la amistad

Lo cierto es que puedo estar diciéndote esto gracias al maravilloso valor de la amistad: esa sensación de felicidad y orgullo que recibes al cultivar algo eterno, puro y sincero. Porque sí, nunca habrá un lazo tan único como aquel que se mantiene tras kilómetros de distancia, tras años de vida que comienzan en la infancia o tras encontrar en él una familia.

Amigas en un puente
Hemos vivido de todo y nos han pasado millones de cosas. Sin embargo, el valor de la amistad es justamente compartir experiencias y conocimientos vitales: no puede existir por separado y se potencia en conjunto.

Los lazos que se unen honestamente no deben romperse

Contigo se potencian mis ganas de que un lazo que se ha unido honestamente no se rompa nunca. Tú y yo conocemos mejor que nadie que no fue fácil salir airosos de aquel bache que tuvimos. Sin embargo, aquí seguimos, agradeciendo a la vida que nos mantenga del mismo lado.
Enfados, rabietas, malentendidos, pequeñas mentiras sin mucha importancia, sin intención de causar dolor o hacer daño. Con el propósito de proteger a la otra sobre el fino cable de equilibrio de la vida. Somos humanas y adultas, así que es normal que hayamos experimentado todo eso. Lo bueno es que a pesar de ello hemos aprendido a seguir adelante, juntas.
¿Te acuerdas cuando nos toco afrontar esa trágica noticia? Lo hicimos unidas y de la mano. Atravesamos la tormenta y nos sentimos más fuertes por tenernos la una a la otra.
Y es que me has enseñado que el perdón por encima de deslices que no quisieron hacer daño, aunque lo hicieran. Me has transmitido que el cariño puede más que el reproche, que la empatía es más fuerte que el orgullo y que en la amistad la separación es un espejismo.

Tener un amigo también es serlo

Estoy segura de que lo que tenemos es posible porque es verdadero y no hemos perdido la fe. Además, sé que una de las claves para que sea así es que sabemos ser amigas de nosotras mismas, pues no se puede ser amigo de alguien si no se es primero de uno mismo.
Amigas unidas por un abrazo
Tener un amigo también es serlo, contigo y con el otro. Eso es lo que se nos da tan bien. Es decir, eres amiga de ti misma, esperas que yo sea tu amiga y no te olvidas de serlo conmigo: la reciprocidad en ti y en mí es especial.
Así que tu y yo no necesitamos darnos las gracias, nos basta con querernos y demostrárnoslo. Y ya sabes: no habrá tempestad, ni circunstancia, ni conflicto que pueda con nosotras si creemos en ello.

La necesidad de sentirse en vínculo con la naturaleza


 ?       
 
191 lecturas
Bosques amenazados, animales no respetados, ríos contaminados...el ser humano va destruyendo el planeta sin que parezca importarle demasiado. En cambio, lo que sí le parece relevante es que el sistema productivo-consumista siga yendo bien, aunque esto implique que al planeta en general le vaya muy mal. Tremenda contradicción parece encerrarse en el hecho de que al humano le vaya bien (aunque solo a unos cuantos de ellos, ni mucho menos a todos) y al planeta donde habita en cambio le pueda ir mal. ¿Dónde radica la enorme confusión? ¿En qué se basa esta inconsciencia? 
La necesidad de sentirse en vínculo con la naturaleza
El ser humano es un ser generalmente religioso sea cual sea la religión que profese. Postula o proyecta un Dios extramundano y trascendente al que se le debe rendir culto, rezar, alabar e incluso temer. Es un Dios por y para los humanos (quedando los animales y plantas prácticamente al margen de su “cobertura”), pero más, en un Dios solo para los que profesan mi misma religión: mi Dios es el único Dios. Pero además, este tipo de Dios es un ente separado de cada uno de nosotros y yo, en mi individualidad, a la vez estoy separado del resto de humanos y más aún del resto de seres.
Esta es la religiosidad a la que se “somete” gran parte de la población mundial, una religiosidad basada en la separación ontológica, como decimos, primero entre las personas pero más aún entre las personas y el resto de especies. Y ahí radica justamente el problema: en no concebir vínculos espirituales entre nosotros y el resto; en definitiva: en habernos convertido en seres religiosos pero no espirituales. Queremos saber quiénes somos, anhelamos la verdad, pero en realidad nos apartamos de ella y condenamos al resto de seres vivos a la miseria cuando no a su extinción. Y nos seguimos empeñando en postular un Diosextramundano en lugar de intramundano habitando y estando presente ya aquí, en cada uno de nosotros y en cada uno de los seres vivos aunque esto, así es, pueda llevar al planeta a su destrucción.
Pero no, no estamos separados y en cambio estamos en vínculo con la totalidad de la Naturaleza. Por tanto, si dañamos el bosque, contaminamos los ríos o extinguimos a las especies nos estaremos dañando, contaminando o extinguiendo a nosotros mismos. ¿Y qué clase de ser se perjudicaría a sí mismo? Solo un necio o un ignorante.
No se trata pues de crear un vínculo que previamente no existe entre los seres humanos y la totalidad de la Naturaleza, se trata más bien de reconocerlo; de reconocer, como por ejemplo así se desprende de las supuestas palabras que el jefe Seattle le dedicó por carta al presidente de los Estados Unidos Franklin Pierce en respuesta a la pretensión de este de comprar las tierras donde habitaban los nativos norteamericanos ,  reconocer que los humanos y los animales somos hermanos y que todo está relacionado entre sí.
No concibamos pues lo sagrado en otros mundos o dimensiones, concibámoslo aquí: en cada río, en cada mar, en cada ave, en cada bosque y en cada ecosistema, porque solo así seremos capaces de salvar al planeta
Ecoportal.net