MAPA DE VISITAS

¿Qué Es la Dermatitis?



La dermatitis es una inflamación de la piel que produce diferentes síntomas como hinchazón, picor, sensación de ardor y enrojecimiento. Los casos más severos de dermatitis pueden incluso producir ampollas, costras y descamación de la piel.
Las causas por las que aparece la dermatitis pueden ser muy diversas. Entre las más comunes encontramos:
  • Reacciones alérgicas
  • Condiciones ambientales (por ejemplo un clima demasiado seco o extremo)
  • Sustancias irritantes
  • Acumulación de toxinas en el cuerpo
  • Deficiencias nutricionales
  • Genética
  • Tener la piel delgada o seca (la gente con esta condición es más propensa a padecer dermatitis)
Existen dermatitis de muchos tipos, como la dermatitis seborreica, la dermatitis de contacto o la dermatitis atópica. Sin embargo, los casos comunes de dermatitis suelen ser más leves y también más sencillos de combatir. Normalmente la dermatitis se presenta en brotes ocasionales que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo. Dependiendo de la persona, la dermatitis puede aparecer en una zona concreta o incluso extenderse por todo el cuerpo.

10 Remedios Naturales para Combatir la Dermatitis

Existen muchos remedios naturales que puedes utilizar para aliviar los síntomas de la dermatitis y conseguir que el brote desaparezca cuanto antes. A continuación encontrarás los 10 mejores remedios para combatirla:
  1. Aceite de coco: El aceite de coco posee propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, y además es muy hidratante, algo que nos puede ayudar mucho a combatir la dermatitis. Simplemente deberás aplicar un poco de aceite de coco caliente sobre la zona afectada y extenderlo suavemente en círculos, ayudando así a tu piel a absorberlo. Puedes aplicar este remedio varias veces al día. Puede ser muy efectivo para calmar la piel antes de irte a dormir.
  2. Harina de avena: La avena puede ayudarte a calmar la irritación y el picor de las erupciones cutáneas de la dermatitis. Prepara un baño tibio y mezcla en el agua una taza de harina de avena. Remójate durante 15 o 20 minutos, y repite este remedio diariamente.
  3. Vinagre de manzana: El vinagre de manzana te ayudará a calmar la inflamación y la picazón causada por los brotes de dermatitis. Para aplicarlo, mézclalo primero con agua, a partes iguales. Con un algodón extiende suavemente esta mezcla por la zona de piel afectada y déjala reposar durante 30 minutos. Después puedes aclarar la zona usando un paño húmedo. Puedes repetir este remedio una vez al día.
    Otra opción también consiste en tomar dos o tres veces al día un par de cucharaditas de vinagre de manzana diluidas en un vaso de agua. Esto te ayudará a rebajar la inflamación.
  4. Aloe vera: El aloe vera ayuda a restaurar el pH de la piel, aliviando así el picor y la inflamación. Además posee un gran poder antimicrobiano e hidratante. Puedes comprar crema de aloe vera en la herboristería o tiendas especializadas (las del supermercado no suelen contener gran cantidad de la planta) o directamente extraer el gel de la planta. Para hacerlo, corta una hoja de aloe vera de manera longitudinal y ayúdate con una cuchara para poder sacar el gel. Aplícalo suavemente sobre la zona afectada haciendo movimientos circulares para ayudar a tu piel a absorberlo.
  5. Vitamina E: La vitamina E es muy beneficiosa para ayudarte a aliviar la picazón y la inflamación, así como a acelerar la cicatrización de los eccemas provocados por la dermatitis. Puedes consumir regularmente alimentos ricos en vitamina E tanto para aliviar la dermatitis como para prevenirla. Algunos de los alimentos con mayor contenido en vitamina E son las semillas de girasol, los frutos secos, los albaricoques secos, el pimentón (dulce o picante), las espinacas cocinadas o las hierbas secas como la albahaca o el orégano.
    Otra opción también consiste en aplicar sobre la piel afectada aceite de vitamina E, o cremas y lociones que la contengan. Puedes encontrar este tipo de aceites y cremas en herboristerías o tiendas especializadas.
  6. Miel: La miel posee grandes propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antibacterianas, lo que la convierte en un gran aliado natural para combatir múltiples afecciones de la piel, como la dermatitis. Para aplicarla de una manera más fácil, mezcla a partes iguales miel cruda y aceite de oliva. Calienta ligeramente la mezcla y extiéndela suavemente por la piel afectada. Déjala actuar durante 2 o 3 horas y repite el remedio diariamente. Puedes aclarar luego tu piel con un paño húmedo.
  7. Manzanilla: La manzanilla, también conocida como camomila, tiene propiedades calmantes que pueden ayudarte a aliviar la picazón de la dermatitis. Prepara una infusión de manzanilla mezclando dos o tres cucharaditas de flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo. Déjalas reposar durante 10 o 15 minutos y después cuélala. Cuando se enfríe esta infusión, empapa con ella un paño limpio y colócalo sobre el área afectada, dejándolo actuar durante 20 minutos. Puedes repetir este remedio 2 veces al día.
    Otra opción también es diluir unas gotas de aceite esencial de manzanilla en un baño de agua caliente y remojarte durante 20 minutos. Puedes repetirlo diariamente.
  8. Neem: Las hojas de neem, también conocido como nim, margosa o lila india, te ayudarán a calmar los síntomas de la dermatitis y también a proteger la piel afectada para que no se infecte. Mezcla una cucharadita de neem en polvo con aceite de oliva o de sésamo y aplícalo sobre la piel afectada, haciendo círculos suavemente para ayudar a tu piel a absorber la mezcla. Después puedes aclararte con un paño húmedo.
    También puedes usar aceite de neem de igual manera sobre la zona afectada, o agregarlo a un baño caliente y remojarte durante unos 20 minutos.
  9. Olmo americano: Las hojas de olmo son ricas en mucílago, un compuesto antiinflamatorio que te ayudará a reducir la hinchazón y promoverá la curación de los brotes de dermatitis. Para aplicarlas, muele unas pocas hojas de olmo y añade unas gotas de agua o aceite de oliva para formar una pasta. Aplica esta pasta sobre la zona afectada y déjala actuar hasta que se seque por completo. Después retira la pasta con agua tibia. Puedes repetir este remedio hasta 3 veces al día.
  10. Cúrcuma: La cúrcuma es famosa por sus grandes propiedades antiinflamatorias y antisépticas, lo que la convierte en un gran remedio para combatir la dermatitis. Puedes mezclar a partes iguales cúrcuma en polvo y aceite de oliva para formar una pasta y aplicarla sobre la zona afectada. Déjala actuar hasta que se seque por completo y luego retírala con agua tibia.
    Otra opción también es mezclar media cucharadita de cúrcuma en polvo en un litro de agua y calentarla hasta que hierva. Después déjala enfriar y bébelo durante el día. También puedes usar esta mezcla para aplicarla sobre la piel afectada.