El cielo de abril nos regala espectáculos estelares


El mes de abril viene cargado de eventos para los aficionados a la ciencia. Durante las próximas semanas, la astronomía nos deleitará con fenómenos tan destacados como dos lluvias de estrellas, la posibilidad de ver varios planetas o el paso de dos cometas. Tras la llegada de la primavera a finales de marzo, el cuarto mes del año nos sorprende con la observación de meteoros como las líridas o las pi-puppidas y la posibilidad de contemplar al gigante gaseoso Júpiter en el cielo.

Será posible contemplar Júpiter

astronomía
NASA/JPL/University of Arizona (Wikimedia)
El día 7 de abril, Júpiter se encontrará en oposición a la Tierra, es decir, nuestro planeta se situará entre el gigante gaseoso y el Sol. Este mundo podrá ser visible en las noches primaverales de abril cerca de la constelación de Virgo, como explican desde la Asociación Astronómica de Mallorca. El evento ocurre cada trece meses aproximadamente, según afirma la Agencia Espacial Europea, y solo un día más tarde, Júpiter se situará en el punto más cercano a la Tierra, a 666 millones de kilómetros.
Otro gigante gaseoso del sistema solar, Saturno, también podrá contemplarse en la constelación de Sagitario durante la segunda mitad de la noche, según apunta la Asociación Astronómica de Sabadell. Otros planetas serán visibles durante el mes de abril, con la excepción de Urano por su proximidad aparente al Sol.

La Luna en abril

El próximo 11 de abril, habrá Luna llena, mientras que el 19 de abril se encontrará en cuarto menguante y el 26 de abril, en fase nueva. Este calendario lunar favorecerá la visibilidad de las lluvias de meteoros que llegan en las próximas semanas, incluidas en los eventos más destacados de la astronomía en 2017. Además, el 15 de abril la Luna estará en el apogeo (el lugar más alejado de la Tierra en su órbita) y el 27 de abril, en el perigeo (el punto más próximo a nuestro planeta).

Dos lluvias de meteoros

astronomía
Crédito: Pexels
Las líridas sucederán entre el 16 y el 25 de abril con una velocidad media de 18 meteoros brillantes por hora, aunque la tasa podría incrementarse hasta llegar a los 90 meteoros por hora, según los expertos. Este fenómeno será visible al alba desde el hemisferio norte, aunque su máximo ocurrirá el 22 de abril.
La segunda lluvia de estrellas que tendrá lugar en abril será la protagonizada por las pi-puppidas, un fenómeno que se podrá observar mejor desde el hemisferio sur, especialmente alrededor de la medianoche. Este evento se caracteriza por meteoros rápidos y brillantes, que será posible ver con una velocidad media de 40 meteoros/hora, según informó El Mundo. El fenómeno podrá contemplarse entre el 15 y el 28 de abril, aunque su máximo ocurrirá el día 23 de abril. Las líridas son causadas por restos del cometa C/1861 Thatcher, que tiene un período de 415 años. Aunque no se prevé una lluvia de meteoros intensa, como sí ocurrió en Grecia (1922), Japón (1945) o Estados Unidos (1982), los expertos recomiendan acudir a lugares con baja contaminación lumínica para poder contemplar a simple vista este evento de la astronomía.

Otros eventos de astronomía

El próximo 13 de abril, el cometa 41P/Tuttle-Giacobini-Kresak pasará por el perihelio solar, es decir, se situará en el punto más cercano a nuestro astro. Tres días más tarde, será 41P/De Vico-Swift-NEAT el cometa que se localice en el perihelio. Para completar el calendario de la astronomía en abril, el viernes 28 se producirá una ocultación de la estrella Aldebarán por la Luna, que podrá ser visible desde la Península Ibérica (en Canarias no será posible, con la excepción de Lanzarote).