MAPA DE VISITAS

Hallada intacta una tumba faraónica con ocho momias en Egipto

Arqueólogos egipcios revisan este martes un sarcófago hallado en Luxor.
Arqueólogos egipcios revisan este martes un sarcófago hallado en Luxor.  EFE
Una misión de arqueólogos egipcios ha descubierto la tumba intacta de un magistrado de la antigua cuidad de Luxor, según ha informado este martes el Ministerio de Antigüedades. Dentro había ocho momias, diez sarcófagos y cientos de estatuillas funerarias. Los expertos creen que el mausoleo pertenece a un funcionario de la dinastía faraónica XVIII (entre 1550 y 1295 a. C.), aunque fue reutilizado siglos después para albergar a otras momias de la dinastía XXI (del 1069 al 945 a. C.).
El jefe de la misión arqueológica y director del Departamento de Antigüedades de Luxor, Mustafa Waziri, ha enfatizado que la tumba está "completamente intacta" y muy decorada, con inscripciones y dibujos de colores en sus paredes. Ha asegurado a la agencia EFE que la importancia del descubrimiento radica en la posición destacada que ocupaba el propietario de la tumba, pero sobre todo en que nadie había entrado en ella.
Una de las diez momias encontradas en Luxor.ampliar foto
Una de las diez momias encontradas en Luxor. EFE
"En la zona de Dra Abu al Naga (la del hallazgo) la mayoría de las tumbas habían sido descubiertas o estaban saqueadas", ha explicado Waziri. Esta tumba, sin embargo, no había sido localizada gracias a que estaba enterrada debajo de una gran cantidad de tierra y piedras.
"Es un descubrimiento importante, y no está terminado", ha anunciado durante una visita a la tumba el ministro de Antigüedades, Jaled Al Anani, según la agencia France Presse. Los arqueólogos creen además que desde este enterramiento se puede acceder a otros, que también estarían intactos.
El enterramiento, hallado en la orilla occidental del río Nilo, pertenece a Usherhat, ministro de la dinastía XVIII que poseía el título de "juez de la ciudad". Waziri ha explicado que al parecer el mausoleo fue reutilizado en una época conocida como la de "los saqueadores de tumbas". Alguien concienciado, un sacerdote o un alto funcionario, habría recuperado los sarcófagos de tumbas profanadas y los habría introducido en este lugar, ha explicado el arqueólogo.
La tumba presenta el típico estilo de los enterramientos de los nobles: tiene forma de letra T; consiste en un patio abierto, una sala rectangular y una cámara interna, de acuerdo con los detalles proporcionados por el Ministerio de Antigüedades en un comunicado. En la sala rectangular fue encontrado un sarcófago de madera en buen estado y un pozo de nueve metros de profundidad que se comunica con dos habitaciones. Al final de la cámara interna fue descubierto un escondite con sarcófagos ornamentados con colores en buen estado, que contiene momias envueltas en lino de la dinastía XXI (1969-943 a. C.).
Estatuillas ampliar foto
Estatuillas "ushabti" encontradas en diversas partes de la tumba.  EFE
Un portavoz de Antigüedades en El Cairo ha cifrado en 1.500 las estatuillas de "ushebtis" (amuletos) encontradas. Hechas de arcilla, de color ocre, fueron expuestas este martes en una mesa, mientras a un lado, sobre el suelo, podían verse pequeños jarrones de arcilla de distintos tamaños y color ocre, rojo y blanco. Los arqueólogos también han descubierto esqueletos y cráneos humanos.
Egipto aprobó recientemente varios proyectos arqueológicos con la esperanza de realizar nuevos descubrimientos, justo cuando el sector turístico, un pilar de su economía, apenas consigue despegar tras los mortíferos atentados de los últimos años.