MAPA DE VISITAS

Define la mejor versión de ti y trabaja para conseguirla

Define la mejor versión de ti y trabaja para conseguirla
Copiado de La Mente es Maravillosa
Personajes como Steve Jobs, Isaac Newton, Thomas Edison o Albert Einstein, nos han enseñado la importancia de definir la mejor versión de nosotros mismos, de luchar por lograr hacerla realidad y ser fieles a la persona que llevamos dentro. De esta manera, el esfuerzo que invirtamos en este proceso nunca será perdido.
Albert Einstein no fue un buen estudiante en la escuela: era despistado y no prestaba atención. Él mismo decía que “He tenido un desarrollo tan lento que no he empezado a plantearme preguntas sobre el espacio y el tiempo hasta que he sido mayor”.

Las claves para definir la mejor versión de nosotros mismos

Definir la mejor versión de nosotros mismos supone un camino de superación y un esfuerzo para salir de tu zona de confort. Pararte un instante a pensar en quién eres realmente, para alejarte de la imagen que los demás esperan de ti y lograr sacar tu esencia.

Focaliza y centra tu atención

Antes de nada, es importante tener un objetivo sobre esa mejor versión de la persona que queremos ser. ¿Qué hace esa persona que deseas ser?, ¿qué no hace?, ¿con qué personas se relaciona?, ¿qué cosas le hacen feliz y que otras no?
Por un momento debemos focalizarnos en nosotros mismos y hacer una profunda reflexión que nos aleje de las falsas creencias. Si las dejamos a un lado, daremos un paso enorme para acercarnos a nuestra esencia como personas, a nuestro Yo. Es importante ser sinceros y no caer en el auto-engaño.
Mujer con los ojos cerrados

Tu felicidad depende de ti

Si te escuchas al hablar, te darás cuenta de que te mandas muchos mensajes negativos que evitan que encuentres la mejor versión de ti mismo: “No puedo”, “No soy capaz”, “Tengo miedo”,” Estoy bien así”, “Esto no depende de mí”.
Además, tendemos a buscar en otras personas o acontecimientos las causas de nuestra infelicidad. De esta forma podemos contar con una excusa perfecta y que parezca que no podemos hacer más que lo que hacemos por ser felices cuando aún tenemos un gran margen de actuación.

Aprende a asumir riesgos

Ser la mejor versión de ti mismo supone asumir riesgos, esforzarte, saber que en algunos aspectos fracasarás y en otros triunfarás. Entender que durante el camino aprenderás, que habrá personas que te apoyen y otras que no y que no volverás a ser la misma persona.
Asumir riesgos también significa salir de tu zona de confort, de esas circunstancias que te rodean y que aceptas pensando que más vale lo malo conocido. Estar en tu zona de confort hace que tengas una vida que no te hace feliz y no haces nada por cambiarla.

Persiste y sé flexible

Definir y trabajar la mejor versión de ti mismo a menudo no es un proceso fácil, ni tampoco cómodo. Para esos momentos en el que se atragante vas a necesitar  es la necesitar una gran fuerza de voluntadLa persistencia se basa en el poder de la visualización y de la focalización.
La facultad de ser flexible te permitirá cambiar aquellos resultados negativos que no van a tener otra naturaleza si sigues persistiendo en la misma dirección o en el mismo enfoque. Piensa que en la mayoría de los proyectos tiene que haber un lugar para el fallo y el aprendizaje. Saber detectarlo a tiempo y tomar buena nota será, en estos casos de dificultad, lo que te permitirá avanzar.

Apuesta por tu mejor versión

Si tienes definida tu mejor versión es hora de comenzar a trabajar para conseguirla. Planea las estrategias y los recursos que vas a utilizar para lograrla y divide el camino en pequeños pasos que puedan confirmarte tu progreso.
Busca apoyo externo en personas que crean en ti, esas que están a tu lado siempre que lo has necesitado. Serán un apoyo esencial en los momentos en que te sientas desmotivado o que necesites hablar porque tienes dudas.
Amigas sentadas en un columpio bajo un árbol
Una vez que estás en el camino para conseguir la mejor versión de ti mismo, cada cierto tiempo mide lo que has conseguido para saber si debes hacer modificaciones en tus objetivos o en las tareas para alcanzar esos objetivos. Además, no olvides premiarte cuando logres una meta, las siguientes van a estar esperándote igual.
Y, sobre todo, actúa y se proactivo. No esperes a que suceda algo para moverte, ni a que otra persona haga algo, es esencial que tengas la energía de luchar por lo que te hace feliz y por lograr ser la persona que deseas.