MAPA DE VISITAS

RECETA - Tortilla de bacalao

Tortilla de bacalao




Info.

Ingredientes para Tortilla de bacalao

  • 400 g. de bacalao ya desalado
  • 4 huevos XL o 6 huevos medianos
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla o una cebolleta
  • Un poco de perejil fresco
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra para saltear los ingredientes
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
Cómo hacer una tortilla de bacalao. ¿A quién no le gusta una buena tortilla? Raro es encontrar a alguien que no adore este manjar tan español.
Además de la típica tortilla de patatas o una tortilla rellena, se pueden elaborar multitud de ellas con los más variados ingredientes, y aquí encajan también ciertos pescados como la merluza o el bacalao. Es una gran receta de aprovechamiento, para utilizar un poco de bacalao que nos haya sobrado de otra receta, aunque la tortilla de Bacalao también es una institución gastronómica en sí misma.
En cuanto escucho su nombre mi mente se traslada a la temporada de sidrerías del País Vasco, donde es plato imprescindible en los menús de las “Sagardotegias” vascas. Este nombre viene de sagarra (manzana) + ardoa (vino) + tegi (lugar). Cada año, al grito de “¡Txotx!”, comienza la temporada de Sidrerías en las 3 provincias del País Vasco, de mediados de enero hasta mayo. En los caseríos se cata la primera sidra que sale de las “kupelas” (barricas) y se acompaña de una buena comida o cena: chorizos a la sidra, bacalao con pimientos, chuletón de buey y por supuesto tortilla de Bacalao.
Esta tradición tiene su origen en los clientes, los propietarios de bares y los miembros de Sociedades gastronómicas que acudían a los caseríos para poder catar “in situ” la sidra, antes de que fuese embotellada y comercializada. Se llevaban la comida de casa y organizaban grandes veladas en torno a la sidra.
Hoy en día ya es algo muy extendido y abierto a la participación de todo el que quiera asistir. Si visitáis el País Vasco en estos meses no perdáis la oportunidad de acudir a una “Sagardotegia”, para disfrutar de la sidra natural y de una rica tortilla de bacalao.

Preparación de la base de la tortilla de bacalao

  1. Os aconsejo que antes de empezar con la receta os leáis cómo desalar bacalao. Ahí tenéis todos los consejos para que la receta os salga de 10 puntos. Aún así aquí tenéis un pequeño resumen.
  2. Vamos a cocinar el bacalao ligeramente, mediante un pequeño escaldado, que nos va a permitir luego desmigarlo con facilidad.
  3. En un cazo ponemos agua a calentar y echamos nuestro pedazo de lomo de bacalao. Siempre con la piel hacia arriba y cubierto por un dedo de agua. Cuando comiencen los primeros borbotones retiramos del fuego y dejamos que atempere.
  4. Picamos el ajo bien fino, la cebolla en juliana y el pimiento en bastones del mismo tamaño. En una sartén amplia, vertemos aceite de oliva y sofreímos el ajo picado.
  5. En cuanto comience a “bailar” (moverse sobre el aceite), añadimos el pimiento y cocinamos unos 5 minutos a fuego medio. Es una verdura más “dura” que la cebolla y necesita más tiempo.
  6. Añadimos después la cebolla, salamos al gusto, y dejamos que poche todo junto a fuego medio 10 minutos más.
  7. Mientras se cocinan las verduras retiramos el bacalao del agua y comenzamos a separar la piel y las espinas, saldrán con mucha facilidad.
  8. Nos quedaremos con las lascas de bacalao, que desmenuzamos en pequeños trozos para que luego podamos comerlos perfectamente de un bocado.

Preparación de la tortilla de bacalao

  1. Una vez pochadas las verduras, añadimos el bacalao y rehogamos el conjunto 3-4 minutos. Picamos fino el perejil fresco y espolvoreamos por encima.
  2. Batimos los huevos y los salamos ligeramente (una pizca bastará). Los echamos a la sartén y dejamos que se vaya cuajando a fuego medio.
  3. Vamos plegando la tortilla sobre sí misma, como si preparásemos una tortilla francesa. La cocinamos por ambos lados y la retiramos cuando adquiera el punto que más nos guste, más o menos cuajada. Mi recomendación es que no la paséis demasiado, se disfruta más de ella si está bien tierna.
  4. Con cuidado, la pasamos a un plato o fuente y está lista para degustar. Podéis acompañarla de la ensalada que más os apetezca, por ejemplo una de brotes tiernos de canónigos y rúcula.
Esta tortilla es idónea como primer plato, para una cena ligera e incluso para llevarla en el “tupper” al trabajo. Y se convierte en una receta perfecta para la Cuaresma donde el bacalao es el protagonista.
Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Las recetas de pescado y marisco son perfectas para compartir con los amigos y la gente a la que queréis.