MAPA DE VISITAS

Los estudios de Carl Sagan sobre el beneficio de la marihuana

 que ocultó para seguir en la NASA



El legado de Carl Sagan en el terreno de la divulgación científica es uno de los aportes más valiosos que jamás se han hecho a la comprensión y el acercamiento del público a los grandes misterios del Universo.
Sagan no sólo participó activamente como asesor de la NASA en las misiones del Programa Apolo, la sonda espacial Pioneer, las Voyager y el vehículo marciano Pathfinder, también se encargó de una tarea igual de complicada y comúnmente olvidada por las grandes mentes de la historia: hacer de la ciencia un lenguaje asequible para el resto de las personas no especializadas y despertar en generaciones enteras la fascinación por descubrir los mayores secretos del cosmos, a través de relatos envolventes que mezclan la historia de las ideas científicas con filosofía y experiencias personales.

sagan familia beneficio de la marihuana

Las facetas de la vida del científico son tan particulares como desconocidas: desde su pelea con Apple por la utilización de su nombre en el prototipo de la Macintosh 7100 hasta las reuniones que sostuvo con Stanley Kubrick para asesorarlo respecto a la apariencia de los extraterrestres en “2001: A Space Odyssey”, muchos episodios desconocidos del escritor de “A Pale Blue Dot” salieron a la luz después de su muerte en 1996, con la biografía de Keay Davidson publicada cuatro años más tarde, pero sin duda la más polémica de todas es un tema que aún hoy sigue en el centro del debate de políticas públicas, salud y prohibiciones en el mundo occidental.

“El tema no estaba relacionado con la evolución, el desarrollo de las ideas científicas en el pasado o el inhóspito clima marciano, sino con los efectos en el cerebro y los procesos cognitivos con el consumo de la marihuana”.


En 1971, tres años después de que terminara su relación laboral con Harvard bajo el contexto de su postura antibélica, Sagan volvió a su natal Nueva York a la Universidad de Cornell, al tiempo que se dedicó a dirigir el Laboratorio de Estudios Planetarios. Con más tiempo libre para desarrollar la obras que lo encumbraron, Carl participó en un estudio científico elaborado por Lester Grinspoon, doctor emérito en el área de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard, con quien mantenía una amistad muy cercana. En esta ocasión, el tema no estaba relacionado con la evolución, el desarrollo de las ideas científicas en el pasado o el inhóspito clima marciano, sino con los efectos en el cerebro y los procesos cognitivos con el consumo de la marihuana.

sagan carl beneficios de la marihuana

Grinspoon se reunía con un grupo de amigos de Harvard los viernes por la tarde en casa de un profesor, donde se tocaban toda clase de temas en un ambiente relajado. Uno de ellos era Sagan, un asiduo consumidor de marihuana con fines recreativos que junto con otros compañeros, instaba al psiquiatra a probar los efectos de la droga en su cerebro, obteniendo siempre negativas. No sólo eso, el doctor se molestaba tanto que decidió conducir su próxima investigación sobre los fenómenos asociados con el consumo del cannabis para demostrar a sus amigos las consecuencias negativas y así, alentarlos a dejarla para siempre.

El psiquiatra se sumergió en una portentosa investigación de cada uno de los textos y experimentos científicos publicados hasta el momento con el fin de encontrar evidencia lo suficientemente sólida para mantener la prohibición y convencer a su grupo cercano de dejar de consumirla; sin embargo, conforme sus hallazgos avanzaban, la tesis de Grinspoon marchó en dirección contraria. Poco a poco, descubrió que el sistema de salud y los medios de comunicación habían creado una imagen ficticia del cannabis que se desbarataba ante la evidencia científica. Entonces decidió llamar a Carl Sagan, quien escribía los ensayos preliminares de “The Dragons of Eden”, un texto sobre los orígenes de la evolución y el desarrollo de la conciencia, el cerebro y la inteligencia humana.

“El artículo fue publicado bajo el pseudónimo ‘Mr. X’, ocultando la verdadera identidad del científico, pues su puesto en la NASA y la coordinación de los programas del Voyager estaban en juego por tratarse de una agencia gubernamental”.



De forma análoga, Sagan aceptó gustoso colaborar con un texto para el libro que resumió las conclusiones de la investigación de Grinspoon, “Marijuana Reconsidered”. El artículo fue publicado bajo el pseudónimo “Mr. X”, ocultando la verdadera identidad del científico, pues su puesto en la NASA y la coordinación de los programas del Voyager estaban en juego por ser una agencia gubernamental. En éste, Sagan describe a través de su experiencia de diez años como usuario recreativo, los beneficios que conlleva fumar marihuana, como el hecho de que ayuda a la concentración, estimula la comprensión del ambiente y agudiza los sentidos y la imaginación.

seti extraterrestre sagan beneficios de la marihuana

No sólo eso, el guionista y presentador de “Cosmos: A Personal Voyage” describe la experiencia de consumir cannabis como la acción que mejoró sustancialmente sus capacidades de percibir el arte a través de las pinturas de Yves Tanguey y las partes de una pieza musical clásica. Además, Sagan compara la acción de fumar con un estado elevado de religiosidad:

“No me considero una persona religiosa, pero hay un aspecto religioso en algunos viajes. El aumento de la sensibilidad en general provoca en mí una sensación de comunión con el ambiente, tanto con las cosas animadas o inanimadas”, y critica con severidad las medidas que prohíben el uso de la sustancia activa de la planta del cáñamo.


sagan conferencia beneficios marihuana

La revelación de la autoría de Sagan sobre el artículo no fue hasta 1999, en una entrevista que el doctor Grinspoon ofreció a William Poundstone para su libro “Carl Sagan: A Life in The Cosmos”. El psiquiatra y amigo cercano de Sagan prometió que utilizaría el nombre del científico para luchar contra el cerco informativo y la prohibición de la marihuana a nivel mundial y creyó que aquél era el momento preciso para que el público conociera el verdadero nombre de “Mr. X”. En el verano de 1954, Sagan escribió una lista de los textos que por recomendación o interés propio, tenía planeados leer. Descubre cuáles son en los 24 libros que toda persona inteligente debe leer según Carl Sagan.
En “The Demon Haunted World”, el científico discurre sobre el gran problema de creer en las pseudociencias. Descubre una síntesis de su pensamiento al respecto en “El riesgo real de creer en la astrología y otras grandes farsas“.


*
Fuente:

Mr. X