VIVIENDO EN EL CAMPO EN LA ERA DE INTERNET

cm4



“Mª Mar y Ángel decidieron dejarlo todo para irse a un pueblo.
Hoy son un referente en un estilo de vida más natural,
que comparten en El Blog Alternativo”

Esta es la entradilla del artículo y a continuación las primeras palabras.
“Uno de los principales arrepentimientos de las personas al final de sus días es «no haber tenido el coraje de hacer lo que querían hacer y no lo que los otros esperaban que hicieran». Eso confiesa Bronnie Ware, experta en cuidados paliativos, en su libro The top five regrets of the dying. Otros arrepentimientos habituales son: no haber sido más feliz ni más fiel a sí mismo, no haber disfrutado más de amigos y seres queridos, y no haberse dedicado menos al trabajo y más a vivir.
Algo así sentimos nosotros, pero sin haber llegado a una edad avanzada ni vernos en una situación sin retorno. Vivíamos en la provincia de Barcelona, adonde uno de nosotros se había mudado por amor 15 años antes desde Vizcaya. Teníamos empleos estables, hipoteca y postergábamos la libertad a la jubilación, que por cierto deriva de «júbilo».

Nuestra vida era moderadamente satisfactoria, pero nos dimos cuenta de que aspirábamos a algo más. Que la Vida no podía ser «solo» nacer, fichar, consumir y morir.
La catarsis en nuestro caso no vino de fuera, de una enfermedad, un accidente, un duelo o estrés. Fue el primer año de vida de nuestro hijo lo que nos hizo replantearnos qué hacíamos, por qué y hacia dónde queríamos ir. Pero no fue repentino…