EL PRACTICO CALEFACTOR DYSON HOT+COOL

Posted: 14 Nov 2014 06:00 AM PST
Dyson Hot Cool 1

Qué ganas tenía de que llegara el invierno y poder probar el calefactor Dyson AM05 Hot+Cool que, como su propio nombre indica, también es un ventilador, aunque debido a su pequeño tamaño, cumple mejor su primera función.
Ya desde que recibes la caja, te das cuenta de que no estás ante un calefactor cualquiera, ya que el embalaje está diseñado acorde con lo que encontraremos en su interior, que es un precioso calefactor de unos 60 centímetros de altura, con un diseño moderno en negro con detalles metálicos (también se puede encontrar en blanco) que encaja fácilmente en cualquier tipo de decoración contemporánea.
Dyson Hot Cool 2
 Dyson Hot Cool 2

El paquete contiene el calefactor en sí, la base del calefactor, que debemos montar siguiendo las sencillas instrucciones (también hay un manual de usuario), y también un mando a distancia con el que podemos controlar el aparato cómodamente desde el sofá o la cama.
El Dyson AM05 Hot+Cool está construido plástico ABS de gran resistencia, con un acabado mate muy agradable al tacto y a la vista, donde el polvo se nota muy poco. El detalle metálico lo encontramos en el anillo desde el que sale el aire, pero diría que no es realmente metal, porque no se calienta.
Dyson Hot Cool 4

Aunque ya conocemos el particular sistema de ventilación que utilizan los Dyson, no está de más recordarlo. Gracias a su tecnología Air Multiplier, expulsa hasta 28 litros de aire por segundo a través de una fina apertura en el aro, sin necesidad de aspas, lo que asegura ráfagas homogéneas (sin "olas" provocadas por las aspas), reduce el ruido y elimina el traqueteo y el riesgo inherente de las partes móviles.
Además, también es más fácil de limpiar (no hay grandes rejillas tras las que se acumule el polvo) y tampoco hay elementos térmicos visibles, por lo no hay riesgo alguno de quemadura y nos deshacemos también de ese desagradable olor a polvo quemado. Igualmente, cuenta con un sistema que hace que se detenga en caso de vuelco.

Su funcionamiento es muy sencillo. Simplemente elegimos una temperatura de funcionamiento entre 1 y 37 grados, y el aparato entrará en funcionamiento, ajustando la potencia (hasta 2.000W) y el flujo del aire hasta conseguir la temperatura deseada. Esto es algo que me gusta especialmente, ya que a medida que se acerca a la temperatura deseada, va disminuyendo la potencia, hasta que se para. Luego, si la temperatura baja, se vuelve a encender, pero a menudo de forma casi imperceptible.
Complementariamente, tanto desde el mando a distancia como desde el propio calefactor, también podemos ajustar la potencia como ventilador, desde un flujo de aire muy suave hasta uno apto para hacerte creer que vas en un descapotable con la melena al viento.
Dyson Hot Cool 6


Por supuesto, el Dyson AM05 Hot+Cool tiene una función giratoria, para distribuir el calor de forma uniforme por la habitación, y también podemos inclinarlo hacia arriba o hacia abajo, en función de nuestras necesidades. Como último detalle, el mando a distancia tiene un imán, para que podamos dejarlo en la parte superior del aparato cuando no estemos usándolo, y así no lo perderemos.
Como veis, estamos ante un magnífico calefactor, que no sólo presenta un diseño y acabados muy superior al del resto que podemos encontrar, sino que lo acompaña una tecnología a la altura. En casa, que suelo pasar bastante frío porque tengo ventanas antiguas y grandes espacios abiertos, ha supuesto un gran cambio frente a nuestro calefactor cerámico, que tenías que tenerlo muy cerca para notar el calor..
En el otro lado de la balanza, es importante reseñar que no es tan silencioso como imaginaba. Quiero decir, que ni traquetea, ni hace ningún ruido propio como otros, es simplemente que el aire hace ruido al salir a cierta velocidad del anillo.
Dyson Hot Cool 8


La otra pega, por así decirlo, es su precio: 387 euros en Amazon. No es que me parezca caro, porque cuando uno está ante un producto con un acabado tan cuidado y con tanta tecnología detrás, entiende su precio.
Es simplemente que es bastante dinero por un calefactor, aunque si estás buscando diseño y calidad, es sin duda la opción adecuada. Además, no hay que olvidar que funciona como ventilador en verano gracias a su potente flujo de aire, así que es un dos en uno.