MAPA DE VISITAS

RECETA - Pollo a la jardinera


  • 4 PERSONAS
  • PREPARACIÓN FÁCIL
  • 60 MINUTOS
  • 2 EUROS/PERSONA
pollo_jardinera

INGREDIENTES

  • 4 muslos y contramuslos de pollo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • ½ pimiento rojo
  • 100 gr. guisantes congelados
  • 2 tomates maduros
  • 1 hoja de laurel
  • 100 ml. vino blanco
  • 200 ml. agua o caldo de pollo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)
Dentro del conjunto de recetas del blog, las que preparo con carne de pollo ocupan un puesto importante, tanto por la cantidad como por la variedad de recetas. Las recetas con carne de pollo son, además de una de mis preferidas, una alternativa económica y saludable para preparar guisos estupendos en casa. Pollo en pepitoria, con cerveza, con curry, un inglés pastel de pollo, el pollo con cuscús, o incluso unas albóndigas de pollo, son opciones divertidas y distintas para disfrutar de este tipo de carne.
Hoy os traigo la receta de pollo a la jardinera, un sencillo guiso de pollo combinado con verduras que además de muy fácil de preparar, resulta económico y saludable. Para cualquier receta con carne de pollo tenemos la posibilidad de utilizar el pollo entero y troceado o seleccionar las partes que más nos gusten. En el caso del pollo a la jardinera que hoy he preparado, he utilizado sólo zancos y contrazancos, las partes de más éxito en casa. Utilizando partes seleccionadas, pechugas o zancos, conseguimos un mínimo desperdicio en el resultado total del plato. Y si optamos por la opción de retirarles la piel para cocinarlos, la cantidad de grasa que esta carne aportará al plato será mínima.
Os aconsejo que, si aún no lo hacéis, tengáis en cuenta la carne de pollo dentro de vuestros menús. Se trata de una alternativa saludable y económica para el día a día de toda la familia.

PREPARACIÓN DEL POLLO A LA JARDINERA

  1. Comenzamos limpiando el pollo, para eso le retiraremos la piel y los restos de grasa que pueda tener. Calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos el pollo para sellarlo por todas sus caras. Retiramos de la cazuela y reservamos.
  2. En la misma cazuela, en el mismo aceite que hemos empleado para sellar la carne, sofreímos la cebolla cortada menudita en bruniose y el ajo. Si vemos que es necesario añadiríamos 1 o 2 cucharadas más de aceite de oliva al sofrito.
  3. Cocinamos la cebolla durante unos 5 minutos antes de añadir el pimiento rojo y las zanahorias en daditos. Incorporamos la hojita de laurel y continuamos el sofrito durante unos 15 minutos, hasta que vemos que las verduras están blanditas.
  4. Añadimos los guisantes a la cazuela y continuamos cocinando las verduras 5 minutos más. Si lo que vamos a utilizar son guisantes congelados, es importante que los hayamos dejado durante 15 o 20 minutos antes de incorporarlos fuera del congelador.
  5. Agregamos el vino al sofrito y dejamos que se vaya evaporando el alcohol durante 2 o 3 minutos antes de añadir los tomates pelados y troceados. Incorporamos también el pollo y salamos.
  6. Regamos con el caldo de pollo o el agua y cocinamos durante unos 20 o 25 minutos hasta que la carne esté bien tierna.
Se trata de un plato súper sencillo que quedará perfecto acompañado de unas patatas fritas o cocidas o un poquito de arroz simplemente cocido. La salsa habla por sí sola, por lo que no será necesario mucho más para disfrutar de una comida de rechupete.
Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!