MAPA DE VISITAS

10 Propiedades y Beneficios de las Algas Marinas


Valora este artículo: 1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (3 votos)
En muchos países asiáticos las algas se consumen casi diariamente y son consideradas superalimentos. Y no son para menos, porque su perfil nutricional es muy superior al de la mayoría de vegetales. Es por eso que consumirlas de manera habitual nos proporcionará múltiples beneficios para la salud.
¿Qué Contienen las Algas Marinas?
Las algas marinas son los vegetales más antiguos y también los más saludables. Pese a que no solemos comerlas, las algas tienen un perfil nutricional impresionante, muy superior al de otros vegetales. En muchos países asiáticos se usan diariamente y son consideradas un alimento muy nutritivo y beneficioso para la salud.
Y es que en su composición las algas marinas poseen una gran variedad de nutrientes esenciales para conservar la salud de nuestro organismo, como:
  • Vitaminas A, B, C, D, E y K.
  • Minerales esenciales como calcio, hierro, magnesio, potasio boro y yodo
  • Ácido algínico o alginato de sodio
  • Ácidos grasos omega-3
  • Fitonutrientes
  • Aminoácidos esenciales
  • Proteínas vegetales
  • Hidratos de carbono compuestos
  • Fibra
  • Clorofila
Todas las algas son comestibles, aunque no todas son igual de agradables al paladar. Las variedades más utilizadas son las algas nori, wakame, agar-agar, kombu, arame, dulse e hiziki. Puedes tomarlas crudas o cocidas en ensaladas, en sopas, en guisos, en revueltos e incluso añadirlas a tus batidos verdes. Por supuesto, también puedes usarlas para preparar sushi.
La única precaución que debes tomar a la hora de consumir algas es evitar usar demasiada sal con ellas, ya que éstas ya poseen yodo y la sal también. Consumir demasiado yodo puede alterar la función de la tiroides, pudiendo provocar así tanto hipertioridismo como hipotiroidismo. Por eso se recomienda moderar mucho el consumo de sal cuando tomes algas, o incluso no aderezarlas con sal. Piensa que al vivir en el mar, las algas ya tienen un sabor bastante salado, así que es posible que no necesites aderezarlas con sal para encontrarlas perfectas.

10 Beneficios de las Algas Marinas

Como acabamos de ver, las algas marinas poseen un perfil nutricional muy completo y variado, muy superior al de muchos vegetales. Por eso consumirlas habitualmente nos proporcionará grandes beneficios para la salud.
  1. Reducen la presión arterial: Gracias a su riqueza en antioxidantes, las algas fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos, permitiendo que éstos se ensanchen y mejorando así la circulación sanguínea. Esto reduce la presión arterial alta, una condición muy peligrosa para órganos tan importantes como el corazón, el cerebro o los riñones. Además, gracias a su contenido en fibra, las algas también ayudan a reducir el colesterol malo que se acumula en las arterias, lo que también mejorará la circulación sanguínea y, en consecuencia, reducirá la presión.
  2. Combaten la obesidad: Las algas marinas son ideales para luchar contra el sobrepeso y la obesidad, y no solo porque son bajas en calorías. Las algas son ricas en yodo, un mineral que estimula la función tiroidea. La tiroides es una glándula que controla nuestro metabolismo, por lo que al estimularla contribuirás a acelerar el metabolismo. Esto puede ayudarte a perder peso. Además, su contenido en fibra también te ayudará a sentirte saciado durante más tiempo, contribuyendo así controlar el apetito, lo que también te será muy útil para conseguir adelgazar y evitar los antojos.
  3. Son depurativas y desintoxicantes: Gracias a su contenido en ácido algínico, antioxidantes y fibra, las algas ofrecen un gran poder depurativo y desintoxicante. Incluso son capaces de limpiar nuestro organismo de la acumulación de metales pesados y radiación. Gracias a esta desintoxicación conseguirás no solo tener un aspecto mucho más saludable, sino también evitar posibles problemas y enfermedades provocadas por la acumulación de estos deshechos.
  4. Fortalecen los huesos: Las algas son muy beneficiosas para la salud de los huesos. Son muy ricas en calcio, poseen hasta 10 veces más calcio que la leche. Y además, no solo son beneficiosas para nuestros huesos por su alto contenido en calcio, sino también porque su ácido algánico contribuye a una buena absorción de este mineral, lo que hace que los huesos y dientes lo asimilen mucho mejor y se mantengan más fuertes.
  5. Tienen poder alcalinizante: Las algas son un alimento muy alcalino, por lo que te ayudarán a alcalinizar tu cuerpo, compensando así la acidez que gana por culpa de las comidas grasas o la contaminación ambiental. Un cuerpo con un pH demasiado ácido puede causarte muchos problemas de salud, como dolor articular y muscular, fatiga o debilidadhipertensióninsomnio, problemas de concentración y de memoria, problemas respiratorios, dolor de cabezamareos o problemas estomacales, entre otros.
  6. Previenen el cáncer: Gracias a su gran riqueza en antioxidantes, las algas protegen las células de nuestro cuerpo, previniendo así posibles mutaciones que puedan derivar en cáncer. Además, gracias a su contenido en fibra las algas también protegerán tu sistema digestivo contra posibles cánceres relacionados.
  7. Protegen los ojos: Gracias a su contenido en vitamina A y antioxidantes, las algas te ayudarán a proteger tus ojos, manteniendo tu vista sana. Sobre todo, te ayudarán a prevenir el desarrollo de problemas y enfermedades relacionados con el envejecimiento, como la degeneración macular o las cataratas.
  8. Fortalecen el sistema inmunológico: Las algas poseen propiedades antivíricas, antibacterianas y antiinflamatorias, y además ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Todo esto te ayudará no solo a prevenir el desarrollo de enfermedades e infecciones sino también a combatir el dolor de condiciones inflamatorias tanto locales como crónicas, como la artritis o la artrosis.
  9. Cuidan a las embarazadas y sus bebés: El yodo es imprescindible para el correcto desarrollo del cerebro de los bebés, por lo que es muy importante que las mujeres embarazadas y lactantes tomen suficiente cantidad de este mineral esencial. Por eso, gracias a las algas estarás contribuyendo a que el desarrollo cerebral de tu bebé sea adecuado, tanto antes de que nazca como después de dar a luz.
  10. Mejoran la salud de la piel: Las vitaminas C y E que contienen las algas son un poderoso antioxidante, que te ayudará a combatir los radicales libres, responsables de la degeneración celular. Gracias a esto tu piel se mantendrá más firme y tersa, retrasando así la aparición de signos de la edad como arrugas y manchas. De la misma manera, esto también ayudará a cuidar tu cabello y tus uñas, que se mantendrán más fuertes y brillantes, evitando así su caída y rotura.