MAPA DE VISITAS

Los 6 mejores remedios caseros para aliviar la ciática naturalmente


Aunque estos remedios caseros pueden ser efectivos a la hora de aliviar el dolor de la ciática es conveniente consultar con el especialista y combinarlos con otras medidas
El dolor o irritación del nervio ciático se conoce popularmente como “ciática”. Es una de las causas de baja laboral más comunes en la población de mediana edad.
Esta condición provoca un fuerte dolor en la parte baja de la espalda, casi siempre extendido hacia las piernas y, algunas veces, hasta los pies.
Afecta más a los hombres que a las mujeres, en especial tras ejecutar tareas de alto impacto físico y sobresfuerzo muscular.

Puede desarrollarse en diferentes grados de intensidad y, en función de este, puede impedir que la persona cumpla con sus labores cotidianas.
El síntoma se desencadena cuando el nervio se comprime o inflama, ya sea por un traumatismo o una hernia discal, entre otros.
En ocasiones, junto al dolor, aparece una incómoda sensación de hormigueo, debilidad muscular y continuos episodios de entumecimiento.
La buena noticia es que su tratamiento se puede complementar con algunos ingredientes naturales cuyos efectos analgésicos y antiinflamatorios resultan bastante efectivos.
En esta oportunidad queremos revelar 6 remedios alternativos para que controles el dolor sin exponerte a reacciones indeseadas.

1. Jugo de papa y apio

Batido de apio
El jugo natural de papa y apio es una receta antiinflamatoria que disminuye el dolor causado por la ciática.
Su ingesta moderada disminuye la rigidez muscular y acelera la recuperación del nervio irritado.

Ingredientes

  • 1 papa
  • 2 ramas de apio

¿Qué debes hacer?

  • Pasa la papa a través de un extractor de jugos y, tras obtener su zumo, mézclalo en la licuadora con el apio.
  • Consúmelo dos veces al día hasta calmar el dolor.

2. Cebolla y aceite de oliva

La aplicación directa de cebolla es una forma interesante de mejorar la circulación y reducir la rigidez en las zonas afectadas por este problema.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Corta una cebolla por la mitad, unta de aceite de oliva una de sus partes internas y, a continuación, frótala con suaves masajes circulares sobre la zona dolorida.
  • Repite los movimientos durante 10 minutos o el tiempo necesario para calmar el dolor.
  • Retira los excesos con un paño húmedo o agua tibia.

3. Jengibre y aceite de sésamo

El jengibre
Las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del jengibre se pueden combinar con la acción relajante del aceite de sésamo para obtener un interesante remedio contra los síntomas de la ciática.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre molido (10 g)
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo (30 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla los dos ingredientes en un recipiente hasta que queden bien integrados.
  • Acuéstate en un lugar cómodo y aplica el preparado con suaves masajes circulares.
  • Evita hacer presiones fuertes, ya que esto podría empeorar la irritación del nervio.
  • Repite los movimientos durante 10 o 15 minutos.

4. Té de corteza de sauce

La corteza de sauce contiene una sustancia llamada salicina cuyo efecto analgésico disminuye el dolor y la inflamación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de corteza de sauce (10 g)
  • ½ litro de agua

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, agrega una cucharada de corteza de sauce. Permite que se realice la decocción durante 15 minutos.
  • Cuando repose a una temperatura soportable, pásalo a través de un colador y consume una taza.
  • Repite su ingesta cada 8 horas.

5. Infusión de valeriana

te-valeriana
La bebida natural de valeriana tiene principios activos antiinflamatorios y relajantes que disminuyen el dolor muscular cuando la ciática se produce por contracciones que presionan el nervio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de valeriana (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, viértela sobre las hojas de valeriana.
  • Deja que repose 15 o 20 minutos y consúmela.
  • Toma máximo dos tazas al día.

6. Aceite de oliva y caléndula

Los extractos de la caléndula son conocidos antiinflamatorios naturales en el tratamiento de los dolores musculares, articulares y óseos.
En este caso los combinamos con el aceite de oliva, un prodigioso ingrediente que promueve la relajación y el alivio del dolor localizado.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de oliva (200 g)
  • ¾ taza de caléndula (150 g)
  • ½ taza de llantén (100 g)

¿Qué debes hacer?

  • Coloca las hierbas en un frasco de vidrio oscuro y cúbrelas con el aceite de oliva.
  • Déjalas macerar durante una semana y procede a aplicar el aceite.
  • Toma la cantidad necesaria y, mediante un suave masaje, cubre la zona dolorida.
  • Frótalo hasta que se absorba bien y repite su uso dos veces al día.
Es importante dejar claro que estos remedios son solo una ayuda para disminuir la ciática de forma natural y, por lo tanto, es necesario adoptar otras medidas saludables.
En caso que el dolor sea persistente, consulta al médico.