MENÚS DE CINE: RECETAS QUE ROBAN EL PROTAGONISMO A LAS ESTRELLAS


MENÚS DE CINE: RECETAS QUE ROBAN EL PROTAGONISMO A LAS ESTRELLAS
¿Cómo olvidar la mítica escena de Pretty Woman en la que Julia Roberts lucha con su plato de caracoles, mientras Richard Gere la contempla enamorado? ¿O las recetas años '50 de Julia Child, que cinco décadas después rememora la bloggera Julie Powell? La película es Julie & Julia, claro está. Muchas veces, la comida es personaje protagonista de grandes películas. O tal vez un secundario que se nos graba en el córtex para siempre. Como el divertido gazpacho de Mujeres al borde de un ataque de nervios o los románticos espaguetis con albóndigas de La Dama y el Vagabundo
¿Y si nos montamos una cena de cine con amigos? Será como jugar a las películas… ¡pero con sabor! Vuestros amigos cinéfilos y gourmets no olvidarán la velada. Aquí os dejo cuatro recetas de cine. Si queréis más, entrad en cocinillas.es
Buena mano, cocineras… ¡y a por el Óscar! 

PASTEL DE SALCHICHAS (Billy Elliot, 2000)
En una escena crucial, el padre pregunta a Billy con enfado: “¿Ballet? ¿Por qué no boxeo, fútbol o lucha?”, mientras, su comprensiva abuela almuerza un típico pastel de salchichas inglés. Veamos cómo se hace.

Ingredientes para 4 personas:
4 huevos, 150 g de harina, 300 ml de leche, 8 salchichas, aceite de oliva extra virgen, sal

Preparación:
Pon los huevos en un bol grande, añade un pellizco de sal y los batimos bien. Incorpora la harina en cuatro tandas. Es decir, ponemos1/4 y removemos, otro 1/4 y removemos… Una vez que tengas una mezcla homogénea y sin grumos, añade la leche, esta vez, en tres tandas. Cuando la mezcla esté lista, se cubre con papel film y se deja en la nevera durante 1 hora. Por otro lado, fríe las salchichas con un poquito de aceite. Una vez bien doradas, se ponen en un recipiente alto de horno e incorporas la mezcla que has hecho previamente. Lo metes en el horno, precalentado a 220ºC con calor arriba y abajo, y se deja media hora. Se sirve inmediatamente.

La Variante Victoria: La receta original es estupenda para los niños… ¡pero muy calórica para los adultos! Podemos sustituir las salchichas por jamón york triturado. Queda más ligero y está igual de rico.


SÁNDWICH DEL PROFESOR (Una mente maravillosa, 2001)
La película cuenta la historia real de John Nash (Russell Crowe) que, pese a su esquizofrenia, ganó el Nobel de Economía en 1994. Cuando un alumno, lleno de admiración, se dirige a Nash para que le explique una de sus teorías, él le ofrece un sándwich de atún cuya receta tienes aquí abajo.

Ingredientes para 1 sándwich:
50 g de atún en aceite de oliva, 1/2 huevo duro, pepinillos en vinagre a rodajas, 2 cucharadas de mayonesa al limón, 2 lonchas de pan molde blanco.

Preparación:
Mezcla el atún con el huevo duro triturado y los pepinillos. Corta los bordes del pan de molde y úntalo con abundante mayonesa. A continuación, pon sobre cada loncha de pan la mezcla de atún y cierra el sándwich. 

La Variante Victoria: prueba a hacer una variante vegetariana con calabacines y berenjena a la plancha, finas lonchas de tofu y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.


RATATOUILLE (Ratatouille, 2007) 
Exquisito y sano pisto a la francesa con el que la ratita Remy sorprende al estirado crítico culinario Anton Ego y que dio nombre a una gran película de Disney. 

Ingredientes para 4 personas:
Un par de berenjenas, dos calabacines, 1 tomate grande, 1 diente de ajo, una cebolla, 1 pimiento verde y 1 pimiento rojo, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, orégano.

Preparación:
Corta las berenjenas y los calabacines en finas rodajas. Pela la cebolla y córtala en juliana (tiras finas y alargadas). Pica el ajo muy fino; el tomate y los pimientos, en rodajas. Engrasa con aceite de oliva una bandeja para horno y distribuye en capas las verduras que has cortado, alternando unas encima de las otras. Se añade un toque de sal y pimienta y lo introduces en el horno a 180º durante unos 25 minutos. Para terminar, se monta el plato poniendo en forma de espiral cada rodaja de verdura, para que quede más bonito. Se añade un chorrito de aceite y un poco de sal y ya estaría listo para degustar.

La Variante Victoria: Prueba a intercalar entre las verduras una finas lonchas de queso de cabra, que se fundirán en el horno dándole al plato un toque exquisito.


BOGAVANTE CON ESPÁRRAGOS Y SALSA DE OSTRAS (Fuera de Carta, 2008)
Esta receta no es para principiantes, ya que los ingredientes son caros. Pero si la seguís al pie de la letra podréis aspirar a una estrella Michelín, igual que Maxi (Javier Cámara), el ambicioso dueño del restaurante de la película Fuera de Carta (2008).

Ingredientes para dos personas:
Un manojo de espárragos frescos, 1 bogavante, 1 cebolla pimienta, aceite de oliva virgen extra, sal, mantequilla. Para la salsa: 1 cucharada de mantequilla, 12 ostras hervidas, 1 pizca de pimienta, 1 pizca de sal, 1 cucharada de harina, 200 ml. de agua de la cocción de las ostras

Preparación:
Para la salsa, rehoga la harina en la mantequilla hasta que empiece a tomar un color oscuro. Se le agrega poco a poco el agua de cocción de las ostras removiendo con las varillas para que no se formen grumos, se lleva a ebullición y se cocina durante 10 minutos mas. Pasa la salsa por un colador chino. Incorpora las ostras picadas, la pimienta, corrige de sal y reserva. Derrite una cucharada de mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto. Cocina y mezcla los espárragos previamente lavados y troceados en la mantequilla derretida hasta que se vuelvan verde brillante pero aún se mantengan firmes (de 3 a 4 minutos). Mezcla otra cucharada de mantequilla y la cebolla con los espárragos. Es el momento de sazonar con la sal. Continúa cocinando y mezclando hasta que la cebolla se torne de color dorado y los espárragos se vuelva suaves (de 3 a 5 minutos). Reserva. Con un cuchillo de cocina grande y afilado, haz un corte longitudinal al bogavante desde la punta de la cabeza a la punta de la cola. Si te manejas mejor con unas tijeras de cocina, también vale. Cógelo con las manos y, encima de una fuente para que no se nos pierdan los jugos del bogavante, separamos las dos mitades. Salpimienta. Sobre una plancha de cocina muy caliente o una sartén amplia, coloca las dos mitades por la parte de la carne. Deja que se haga un par de minutos y les das la vuelta. Retira cuando esté bien dorado y lo presentas rodeado de los espárragos y bañado con la salsa de ostras caliente.

La Variante Victoria: Obtener la salsa casera de ostras es caro y laborioso. Prueba a sustituirla por una ya preparada, de origen chino, que encontrarás en cualquier supermercado, en la zona de productos internacionales.