MAPA DE VISITAS

RECETA - ALUBIAS CON CHORIZO

A la entrada del otoño ya empieza a apetecer estos platos calientes, fáciles y muy sabrosos.


  • 6 PERSONAS
  • PREPARACIÓN FÁCIL
  • 2 EUROS/PERSONA
  • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 120 MINUTOS
alubias con chorizo

INGREDIENTES

  • 500 gr. de alubia blanca (a remojo al menos 12h)
  • 3 chorizos frescos
  • 200 gr. de panceta curada
  • 2 tomates
  • 1 puerro (parte blanca)
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada rasa de Pimentón de la Vera (dulce o picante)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)
Estas alubias blancas con chorizo son uno de esos platos de cuchara que todos debemos de preparar de vez en cuando en casa, sobre todo esos días que necesitamos calentar el cuerpo, y también el alma. Un plato reconfortante puede cambiar un mal día, ¿a qué sí? En el blog tengo varias recetas con alubias, pero casualmente ninguna con la variedad más típica y conocida, la blanca. Las legumbres, y en este caso las alubias, pueden estar presentes en nuestros menús todo el año. En verano, con días más calurosos, encajan perfectamente en frío, añadiéndolas a ensaladas.  Os recomiendo la “Ensalada de alubias con bacalao”, que podéis encontrar en el blog, una combinación deliciosa y nutritiva.
Este guiso de alubias con chorizo es bastante sencillo. Con unas verduras, un poco de panceta y unos chorizos, tendremos la receta lista. Siempre recuerdo llegar del colegio, en mis épocas mozas, y llevarme una tremenda alegría al ver en la mesa unas ricas alubias con  chorizo preparadas por mi madre. Y si había Pan de Cea ese día la fiesta estaba completa. Como siempre, la calidad de los productos es muy importante, así que no escatiméis con los ingredientes. Sin mucho problema encontraréis buenas alubias en las tiendas o supermercados, ya sean a granel o en paquete. En España estamos de suerte y contamos con muchas alubias con Denominación de Origen certificada.
Este plato se prepara en una buena olla/cazuela, sin prisas, dedicándole el tiempo necesario. La cocción será a fuego lento, por lo que es mejor planificarla para una mañana en casa, para poder echarle un ojo de vez en cuando. También podéis hacerlas de víspera, y darles un calentón al día siguiente, ¡todavía están más buenas!

ANTES DE COCINAR

  • Como he comprado unas alubias blancas secas, envasadas al vacío, es necesario ponerlas en remojo de víspera, el día anterior. Al menos deben de estar unas 10-12 horas en agua templada, con un puñado de sal, y que cubra por completo las legumbres.
  • Antes de comenzar con la receta, las pasadas por agua para quitar impurezas, y de paso revisamos si hay alguna alubia estropeada o demasiado dura. De esta manera nos evitaremos encontrárnosla en el puchero.

PREPARACIÓN DE LA RECETA

  1. Lavamos y pelamos las verduras. En una olla grande y alta, ponemos las alubias, media cebolla (pelada), los tomates sin piel, 2 dientes de ajo y el puerro (parte blanca). Cubrimos de agua, con un par de dedos (3-4 cm.) por encima de las alubias.
  2. Ponemos a fuego alto y llevamos a ebullición. Cuando comience a hervir, bajamos a fuego bajo, salamos al gusto y cocinamos 1 hora. Controlamos la cazuela, para que no se quede sin nivel de agua y para retirar la espuma que se pueda formar en la superficie, si es el caso.
  3. Cuando falten unos 10 minutos nos ponemos con el sofrito. Picamos la cebolla restante en “brunoise” y el ajo fino. Sofreímos en una sartén con una lámina de aceite de oliva virgen extra, y salamos ligeramente.
  4. Cuando esté la cebolla pochada, retiramos del fuego y dejamos atemperar. Añadimos la cucharada de pimentón y mezclamos bien con una cuchara de madera (o similar), sin parar el movimiento, para que no se nos queme el pimentón.
  5. Pasado la hora de cocción, retiramos las verduras de la cazuela, las picamos y trituramos con la batidora, junto con un poco de agua de la cocción. Pasamos por el chino y reservamos.
  6. Añadimos a la cazuela este caldo de verduras, el sofrito, los chorizos y la panceta picados. Movemos en vaivén, agarrando pro las asas, para que se integren bien todos los ingredientes.
  7. Con todo en la olla, vamos a cocinar otros 40-45 min. más a fuego bajo. Si es necesario añadimos un poco más de líquido (agua caliente). Cuando queden unos 10 minutos, probad las alubias para comprobar su punto, y el caldo por si hay que rectificar de sal.
Ya sé que lleva su tiempo, pero más o menos como casi todos los platos con legumbres. La espera merece la pena, os lo aseguro.
El tiempo de cocción de los guisos con legumbres no es una Ciencia exacta, y siempre va a depender de lo “tiernas” que sean, de la variedad, del agua, etc. Los tiempos que os doy son orientativos, adaptados a las alubias secas que tenía en casa, por lo que tendréis que ir calculando en función de vuestro guiso.
Si os gustan las recetas de legumbres podéis encontrar otros platos impresionantes para los apasionados de la alubia, fabe o judía. Por ejemplo, estos caparrones con verduras, unas judías pintas con chorizo, las famosas verdinas asturianas con langostinos o unas alubias rojas con verduras. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.