MAPA DE VISITAS

RECETA - Bocadillos de sardinas en lata


4
Bocadillos de Sardina en lata

Hoy les traemos un aperitivo realmente delicioso que te salvara de más de un apuro cuando tienes visitas y necesitas realizar algo rápido para una picada. Estos bocadillos de sardina son muy prácticos y económicos. Además, nos resultan más saludables ya que los únicos ingredientes que tienen son sardinas, aceitunas y tomate. Las sardinas son un pescado sabrosísimo, sano y la lata es bastante económica. Otra de sus ventajas es su versatilidad, teniendo en cuenta que admiten muchas maneras de prepararlas. Esperamos les guste esta saludable y nutritiva entrada y que les sea de utilidad.

Ingredientes

– 1 baguette o flauta
– 1 lata de sardinas en aceite vegetal o si lo prefieren al agua.
– Aceitunas verdes sin carozo (cantidad necesaria)
– 1 tomate
– Aceite de oliva (opcional)
*tener en cuenta que las cantidades de los ingredientes pueden variar por el tamaño del pan y la cantidad de rodajas que podamos realizar. También pueden necesitar adaptar las cantidades dependiendo de la cantidad de comensales, la receta que aquí presentamos rinde para aproximadamente 25 bocaditos.

Preparación de los Bocadillos de Sardina

1) Cortar el pan en rodajas de forma que las mismas no queden muy grandes y tostar.
2) Colocar sobre cada tostada un trocito de sardina, ½ aceituna y un trocito de tomate.
3) Si utilizamos las sardinas al aceite, colocar un poquito de éste aceite sobre el bocadillo, caso contrario apenas un hilo de aceite de oliva.
4) Servir y disfrutar!

¿Sabías qué…?

Las sardinas en conserva se encuentran entre los alimentos más ricos en calcio, son muy populares y a pesar de ser un alimento procesado, aparte de la sal y el aceite vegetal no contienen otros aditivos.
Es un alimento muy rico en sabor y saludable. Es muy fácil de utilizar y se puede encontrar en casi cualquier comercio, su versatilidad permite incorporarlo a gran variedad de comidas.
Además las sardinas son ricas en ácidos grasos cardiosaludables omega-3 y son una fuente natural de vitamina D. Es recomendable consumirlas con las espinas ya que al estar en conserva están prácticamente deshechas y son fáciles de comer. Las mismas espinas de la sardina son las que nos aportan el calcio.
A pesar de todos los beneficios de las sardinas en lata es recomendable no abusar de su consumo porque un bocado contiene muchas calorías y sodio, lo ideal es consumirlas de forma moderada.