MAPA DE VISITAS

PARA LOS ALERGICOS AL POLEN

 noticia para los alérgicos al polen

El 21 de marzo, coincidiendo con la llegada de la primavera, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) dio una buena noticia a los seis millones de alérgicos contabilizados en nuestro país: según las previsiones, este año la época de las flores será algo menos intensa, por lo que los problemas relacionados con la alergia también serán algo menores. (1) 

Una noticia que los alérgicos recibieron moqueando, con los ojos enrojecidos y entre estornudos. Porque las gramíneas, el olivo, el ciprés, la salsona, y la parietaria -algunas de las plantas que más problemas alérgicos producen- ya estaban haciendo de las suyas. 

Pero independientemente del pronóstico de este año, lo realmente preocupante es que las alergias al polen van en aumento, y cada vez las sufren más y más personas. ¿Las causas? Pues hay varias, pero los expertos apuntan a que el calentamiento global y la contaminación atmosférica han traído como consecuencia que las plantas produzcan más polen y cada vez más agresivo. Las previsiones son que en 2030 el 25% de la población será alérgica al polen y en 2050 lo será la mitad. 

Esos mismos expertos recomiendan a los alérgicos -y eso que éste es un año “bueno”- que tomen medidas como evitar estar al aire libre entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde, no ventilar la casa dentro de ese horario, que se duchen y se cambien de ropa al volver a casa y que no tiendan la colada al aire libre, entre otras. Ante este panorama, yo sí que le traigo hoy una buena noticia; pero buena-buena de verdad. 

Antes recordemos por qué se produce la alergia

La rinitis alérgica es un trastorno muy común entre hombres, mujeres y niños que activa la respuesta inmunológica e inflamatoria y que se traduce en síntomas como lagrimeo, congestión nasal, estornudos, hinchazón de los ojos o moqueo, generalmente derivados tanto de la inflamación como de la irritación de las mucosas nasales. 

Este trastorno se produce ante estados de hipersensibilidad, es decir, cuando el cuerpo reacciona de manera excesiva ante ciertas sustancias presentes en el ambiente. Es el caso del polen, pero también pueden ser el polvo, el moho o los ácaros, por poner otros ejemplos. 

¡Y ahora la buena noticia!

¿Son las únicas soluciones al alcance de los alérgicos las vacunas, los medicamentos antihistamínicos o estar encerrados en sus casas hasta las 5 de la tarde? 

Dado que la inflamación es una respuesta, un mecanismo de defensa frente a la alergia, los estudios han demostrado que las plantas con capacidad antiinflamatoria resultan de utilidad frente a las reacciones alérgicas, al igual que aquellas que presentan actividad antioxidante, capaz de reforzar las defensas naturales del organismo. (2) (3) 

Plantas para luchar contra los efectos de las plantas… Suena raro, pero prometedor. Y más aún: ¿y si se combinan plantas que ofrezcan ambos beneficios, antiinflamatorio y antioxidante? 

¡Bingo! 

Los resultados son sorprendentes frente a la rinitis alérgica. 

Acción terapéutica de la combinación de 7 plantas

La combinación específica de 7 plantas naturales y sus principios activos pueden aportar soluciones reales a los principales síntomas de la alergia actuando como un antihistamínico natural, reduciendo la inflamación y reforzando el sistema inmunitario y antioxidante. Estas son esas 7 plantas: 

1. Phyllanthus emblica
El amla o amalaki es la fruta que se obtiene del árbol de la grosella espinosa de la India (Phyllanthus emblica), muy popular en la medicina ayurvédica como tónico general y antioxidante, antilipemiante o antitusígeno gracias a su composición nutricional rica en compuestos fenólicos, ácido elágico, taninos, flavonoides y curcuminoides, así como en vitamina C, beta-caroteno, B1 ó B2 y minerales como el calcio, el hierro o el cromo. (4) 

Son numerosos los beneficios atribuidos a esta fruta o sus extractos pero, centrándonos en la rinitis alérgica, el amla, en combinación con las otras 6 plantas medicinales de las que voy a hablarle, tiene capacidad antiinflamatoria, antiespasmódica, antioxidante y antihistamínica. (5) (6)
2. Terminalia chebula
Los frutos del árbol Terminalia chebula destacan por su riqueza en taninos, saponinas y flavonoides. El árbol Terminalia chebula es conocido como el “rey de la medicina” en el Tibet y como Alileh en Irán, donde se le conceden una larga lista de aplicaciones en uso tradicional. Uno de ellos, especialmente interesante pensando en las alergias, es para el tratamiento del asma. (7)
3. Terminalia bellerica
La Terminalia bellerica se utiliza para tratar afecciones respiratorias, incluyendo infecciones del tracto respiratorio, tos y dolor de garganta, lo que justifica su inclusión en esta fórmula. Pero además, junto con la chebula ,también se utiliza para los ojos doloridos, y no hay que olvidar que los ojos son unos de los órganos afectados por la rinitis alérgica. (8)
4. Zingiber officinale
La raíz de jengibre ha sido utilizada como planta medicinal durante siglos. Esta especia, junto a otras como la cúrcuma, la pimienta negra o la canela presentan actividad antiinflamatoria y pueden prevenir enfermedades neurodegenerativas. (9) 

Son numerosos los estudios en torno al jengibre y su extraordinaria capacidad antiinflamatoria, útil también en caso de asma y problemas respiratorios. El jengibre actúa como inhibidor de los eicosanoides inflamatorios. (10)
5. Albizia lebbeck
La histamina juega un papel primordial en las enfermedades alérgicas y su nivel de expresión afecta a la gravedad de los síntomas alérgicos. Por eso, los compuestos capaces de suprimir los efectos alérgicos de la histamina son prometedores para el tratamiento de estos síntomas. Los estudios demuestran que el extracto de corteza de Albizia lebbeck aporta sustancias con actividad antihistamínica disminuyendo de forma significativa el número de estornudos y de congestión nasal. (11)
6 y 7. Pimienta (Piper nigrum y Piper longum)
La piperina, uno de los principios activos más destacados presentes en la pimienta, ha demostrado sus efectos antioxidantes, antidepresivos, antitumorales, antiasmáticos y antiinflamatorios. Además, los estudios sugieren que la piperina inhibe la expresión de citoquinas proinflamatorias y la liberación tanto de beta-hexosaminidasa como de histamina, lo que apunta a que la piperina inhibe las reacciones alérgicas inducidas por antígenos que controlan el proceso de desgranulación. (12) (13) 

Por eso no es casualidad que la fórmula que hoy le quiero recomendar esté elaborada precisamente a partir de estas 7 plantas. Y es que los estudios demuestran que esta es la combinación ganadora frente a la rinitis alérgica, tanto la primaveral producida por el polen como a la que tiene otros orígenes (ácaros, etc.). 

La naturaleza, en su infinita sabiduría, pone a nuestro alcance multitud de soluciones naturales, pero la clave está en encontrar aquellas que específicamente aporten soluciones ante cada problema. Y cuando hablamos de los síntomas de la alergia, no es fácil dar con una fórmula natural que realmente funcione. 

Durante años, el laboratorio que elabora este producto, investigó, mezcló y probó más de 50 extractos vegetales en multitud de combinaciones diferentes hasta encontrar una fórmula que realmente funciona (¡se lo dice un alérgico!), hasta tal punto que la han patentado con el número US nº6,730,332. 

Los estudios clínicos realizados, no sólo con los componentes activos aislados que le acabo de explicar, sino con la propia fórmula final, han demostrado que: 

  • Mantiene la salud inmunitaria y respiratoria durante todo el año y durante los períodos de alergias estacionales.
  • Mantiene las actividades antihistamínica, antiinflamatoria y antiespasmódica; favorece la descongestión de las vías aéreas y una respiración normal; estabiliza los mastocitos, principales reservas de histamina, favoreciendo directamente la salud respiratoria.
  • Inhibe la actividad de la tripsina, un marcador de la infiltración de los mastocitos, de la enzima inflamatoria hialuronidasa y favorece la del anti 5 hidroxitriptamina, lo que va en el mismo sentido.
  • Mejora los síntomas de la rinitis alérgica (lágrimas, congestión nasal, moqueo); neutraliza los radicales libres que ponen en peligro los sistemas respiratorio e inmunitario.
Para obtener todos estos beneficios para su salud inmunitaria y respiratoria y combatir eficazmente los molestos síntomas asociados a las reacciones alérgicas, hay que tomar dos cápsulas al día con las comidas. Y durante periodos concretos de molestias respiratorias debidas a la presencia de alérgenos en el ambiente (que suelen ser abril, mayo y junio para los alérgicos al polen), aumente la dosis a dos cápsulas, dos veces al día con las principales comidas, es decir, un total de 4 cápsulas diarias.